Escucha esto si te encuentras sin esperanza…

Puedes escuchar este post dando CLICK EN EL BOTÓN ROJO.

El Evangelio de Marcos (1, 29-39), narra que Jesús está en Cafarnaúm, nos dice que al salir, va a casa de Simón y Andrés, Simón y Andrés eran hermanos.

Al llegar, se encuentra con que la suegra de Pedro estaba enferma, estaba en cama y le dicen a Jesús que esta señora está enferma. Es muy bonito lo que hace Jesús. 

El Evangelio nos dice tres acciones:

-Jesús se acercó
-Jesús la tomo de la mano
-Jesús la levanto.

Todo lo hace Jesús, pues la mujer está en cama con fiebre, no se puede levantar está enferma. Quizás es la anfitriona de la casa y tenía que haberse podido levantar para recibir a Jesús, pero está enferma.

Entonces es Jesús el que se acerca, esa cercanía de Dios se acerca, la toma de la mano y la levanta.

Eso es lo que hace Jesús con nosotros muchas veces, cuando nosotros no podemos hacer nada, cuando nosotros nos encontramos en situaciones en que nos encontramos sin fuerzas, Jesús se acerca.

Dice un teólogo dice “generalmente son los pobres los que van a las casas de los ricos”.

Muchas veces, incluso aunque un rico quiera ayudar un pobre, le hace a el pobre ir a su casa” entonces Jesús que es el rico, en ese sentido, es él que viene a nuestra casa, él no se espera a que lo vayamos a buscar cuando sabe que nosotros no podemos.

La cercanía de Jesús que nos lleva a amar a los demás

Entonces este es el primer punto en el que nos podemos detener, la cercanía de Jesús, que se acerca me toma de la mano y me levanta cuando yo no puedo caminar.

Nos dice el evangelio que la suegra de Pedro en ese momento que Jesús la levanta, se pone a servirlos, se pone a atenderlos. ¿Por que es importante ese detalle?

Primero. El hecho de que se levante o la levante a Jesús y se pone a atender, a servir, significa que está muy bien, no se levanta débil ni con necesidades, no, Jesús la levanta y se pone a servir, es decir, está totalmente bien.

¿Qué esperanza se nos da?

La salud es para amar, servir a los demás, atenderlos. No por servilismo: “ay es que Jesús la curo para que le sirva de comer”.

No, no es servilismo, es que el maestro Jesús dice, que Él no vino a ser servido sino a servir.

Dice Jesús “yo estoy en medio de ustedes como el que sirve”, y también nos dice “entre ustedes el que sea el más importante, que se ponga a servir a los demás” esto es lo que hace Jesús.

Por lo tanto, esta mujer, la suegra de Pedro, cuando es curada por Jesús y se pone a servir, se está convirtiendo en discípula de Jesús. Jesús nos cura, Jesús nos levanta para hacernos sus discípulos, y el más grande, el más importante, es el que, como Jesús se pone por amor al servicio de los demás, este es el primer mensaje de hoy.

Luego, podemos imaginarnos que Jesús pasa la tarde allí, comen, está con sus amigos, platican, ríen, descansan, Jesús que sabe estar con los amigos, estar con las familias, saborear ese momento presente del compartir, del estar juntos.

Qué es un anticipo del reino de los cielos y que ojalá lo podamos hacer pronto presencialmente, sin miedos.

En medio de la noche Jésus es signo de esperanza

Cuando llega el anochecer, es decir, cuando ya no es sábado, Jesús ya puede curar tranquilamente además ya no está el sol fuerte de esas zonas en el día.

Jesús está en la casa y la gente que sabe que Jesús está ahí, le llevan a muchos enfermos y endemoniados, no sabemos si son a todos, unas traducciones dicen que le llevaron a todos los endemoniados que había en el pueblo, otros dicen que le llevaron a muchos, el caso es que muchos enfermos y muchos endemoniados.

Jesús los cura, Jesús sana a los enfermos, expulsa a los demonios, nos está diciendo el evangelista San Marcos que Jesús se está manifestando ya como el vencedor del mal.

Es Jesús quien vence el mal, Jesús vence el mal, que es la enfermedad y Jesús vence el mal, auténticamente al mal, al demonio que se hace el enemigo de Dios.

Jesús es más fuerte que el mal, este es el mensaje de esperanza que nunca se nos puede olvidar, Jesús es más fuerte que todo el mal, no hay mal que pueda vencer a Jesús, y por eso necesitamos pedirle a Jesús continuamente que venga, que se acerque a nosotros, que nos tome de la mano y que nos levante. Jesús vence el mal.

¿Te has preguntado esto?

Hay un detalle que puede provocar interrogantes, dice en el versículo 34, que Jesús no dejaba hablar a los demonios porque lo conocían.

¿Por que Jesús no deja hablar a los demonios? primero porque en el Evangelio de Marcos hay una constante que se llama el secreto mesiánico.

A lo largo del evangelio Jesús no quiere que se diga que él es el mesías, porque la gente está esperando un mesías político, un mesías guerrero.

Entonces, para que no haya confusión, Jesús no quiere que se use esa palabra con respecto a él, hasta el final, hasta el momento de la Cruz, esto es una característica del Evangelio de Marcos.

También hay algo que podemos aprender, los demonios conocen a Jesús los demonios saben quién es Jesús, pero no lo siguen, son sus enemigos, y aquí tenemos que tener nosotros mucha atención.

No basta conocer a Jesús

No es suficiente con conocer a Jesús, no es suficiente con saber y creer que Jesús es el hijo de Dios, los demonios lo saben y lo creen, están convencidos no lo dudan, pero son sus enemigos.

No basta conocer a Jesús, es necesario seguirlo, abrir nuestra mente, nuestro corazón a su enseñanza, para convertirnos en sus discípulos como se convirtió en su discípula la suegra de Pedro.

Al final del día, está el amor del padre

Termina el día, Jesús se va a dormir, se va a descansar, y muy de madrugada a la mañana siguiente, cuando todavía estaba oscuro, Jesús se va a un lugar apartado y solitario para orar, para estar con el padre.

Jesús busca a lo largo de su vida espacios de oración a solas con el padre. Y es en estos tiempos a solas con el padre en los que Jesús desahoga su corazón con el padre.

En los que Jesús escucha lo que el padre le dice, lo que el padre desea, en donde Jesús se siente reconfortado, animado por el padre, orientado por el padre, es la clave de la vida de Jesús.

Jesús busca esos espacios de soledad con Dios, a solas con el padre en los que desahoga su corazón con el padre, escucha lo que el padre le dice o desea. En donde Jesús se siente reconfortado, animado por el padre, orientado por el padre, es la clave de la vida de Jesús. Él busca esos espacios de soledad con Dios. 

Por eso nosotros si queremos seguirlo, necesitamos también mentalmente esos espacios a solas con Dios, con nuestro padre Dios, con Jesús, en donde a él le confiamos todo lo que llevamos en el corazón y escuchamos cuál es su voluntad para nosotros.

Jesus viene a hacer la voluntad del padre

Cuando se despiertan los otros se dan cuenta que Jesús no está, se ponen a buscarlo por todas partes, al final lo encuentran Simón y los otros y le dicen “maestro todos te están buscando”.

Tempranito ya lo están buscando y la respuesta de Jesús es muy sorprendente porque Jesús no dice “ay me están buscando entonces vamos a ver qué desean ahora de mí” Sino que Jesús dice “vámonos”.

Maestro te están buscando, “ya vámonos nos tenemos que ir porque yo no puedo quedarme en un solo lugar yo tengo que ir de pueblo en pueblo anunciando el mensaje del Evangelio, porque eso es lo que el padre quiere de mí” dice Jesús “para esto he salido, para esto he venido, para esto he nacido”.

Aquí hay una clave muy importante de la vida de Jesús que también nos enseña a nosotros, Jesús vive haciendo la voluntad del padre.

Todo lo que vemos que hace Jesús, lo que hizo ayer, lo que hace hoy curando a la suegra de Pedro, lo que hace hoy curando enfermos, lo que hace hoy yéndose a buscar la soledad un espacio de oración, todo lo que hace Jesús es porque es lo que el padre quiere que haga.

Jesús es consciente de qué tiene una misión que recibió del padre, vive exclusivamente para realizarla. Él sabe que el padre lo envió y a eso se dedica.

«Y SI HOY SIENTES QUE NO TIENES FUERZAS, SI HOY TE SIENTES DESANIMADO, DESANIMADA, SI LA PRESIÓN QUE LA PANDEMIA ESTÁ EJERCIENDO SOBRE NOSOTROS HOY TE PARECE DEMASIADO PESADA, SI TIENES UNA SITUACIÓN ECONÓMICA MUY DIFÍCIL Y ESTÁS ANGUSTIADO O ANGUSTIADA, SI ESTÁS MUY PREOCUPADO POR ALGUIEN DE TU FAMILIA, SI TE SIENTES SIN FUERZAS, ENTONCES HOY DEJA QUE JESÚS SE ACERQUE A TI TE TOME DE LA MANO Y TE LEVANTE»

Psicólogo católico, soledad, depresión

Es muy bonito porque cuando Jesús llega a la casa de Andrés y de Simón le dicen que la suegra está enferma, la oración es pedir unos por otros.

Pidamos también hoy unos por otros para que como discípulos de Jesús, Jesús nos pueda curar de lo que necesitamos ser curados y que descubramos lo que quiere Jesús de nosotros hoy.

Que podamos realizar hoy la voluntad del padre y ser testigos de Jesús, que como Jesús podamos dedicarnos a atender a las personas que lo necesiten sabiéndonos siempre acompañados por él y sostenidos por él.

Oración

Papá Dios, que nos das el regalo de la vida, Jesús, compañero de camino, hermano que nos acompañas en cada momento de nuestra vida, Espíritu Santo el dador de vida, el espíritu de la verdad que nos impulsas y nos renuevas cada día. Te pedimos también a ti mamá María que nos ayudes a orar qué nos ayudes a escuchar la palabra y encarnarla en nuestra vida como tú lo supiste hacer. 

Dios te salve María llena eres de gracia, el señor es contigo, bendita eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús, Santa María Madre de Dios ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte amén. En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo Amén.

AYÚDANOS MADRE A VIVIR ASÍ A LA ESCUCHA DE LA PALABRA DE DIOS Y SIENDO TESTIGOS DE JESÚS. GLORIA AL PADRE AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO COMO ERA EN EL PRINCIPIO AHORA Y SIEMPRE POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS AMÉN. EN EL NOMBRE DEL PADRE DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO AMÉN.

“Cuando salió Jesús de la sinagoga se fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón, estaba en cama con fiebre y le hablaron de ella. Jesús se acercó y tomándola de la mano la levantó. La fiebre la dejó y ella se puso a servirles.

Al atardecer, a la puesta del sol, le trajeron todos los enfermos y endemoniados. La ciudad entera estaba agolpada a la puerta. Jesús curó a muchos que se encontraban mal, de diversas enfermedades y expulsó muchos demonios, y no dejaba hablar a los demonios pues le conocían.

De madrugada cuando todavía estaba muy obscuro, se levantó, salió y fue a un lugar solitario, y allí se puso hacer oración.

Simón y sus compañeros fueron en su busca, al encontrarle él les dice .

Y recorrió toda Galilea predicando en las sinagogas y expulsando los demonios”. (Marcos 1, 29-39)

Escucha aquí este post.

¿te gustó este post?

soledad

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)