Propuesta de Amor 🥰 para tener un 💙 corazón nuevo💥

40 días de prueba

Durante la Pascua reflexionaba sobre el significado profundo y trascendental de esos días y sobre todo de la propuesta de amor que me hacía Jesús.

Previo a la Pascua Jesús fue tentado en el desierto 40 días. Me ponía a pensar en esas batallas internas que debió de pasar Jesús durante esos días y lo situaba mucho en mi vida, en la vida de los demás.


¿Cuántas veces no vamos afrontando batallas internas y externas?

Hoy llevamos más de 40 días con el tema del Covid, algunos otros llevaran más de 40 días sin trabajo, otros más, llevaran días sin poder ver a sus familiares. 

Así podremos ir descubriendo muchísimas situaciones en las que vamos experimentando diferentes tipos de tentaciones.

Pensar en las tentaciones a las cuales nos estamos enfrentando como el desánimo, el miedo, la desesperanza, la desesperación, la angustia, el enojo, a impotencia, la tristeza, dolor, etc; me hace cuestionar si ¿realmente podría asumir esa propuesta de amor?

Propuesta de amor

Pascua

La Pascua se celebra como una festividad de liberación de Israel.
Descubría que cada día es una oportunidad de ser liberado de todo lo que nos va contaminando el corazón y la mente.

Ese pueblo de Israel, soy yo y eres tú; pregúntate ¿de qué te quiere liberar Jesús? ¿Qué tipo de tentaciones estás afrontando y de cuáles te quiere hacer libre Jesús?

Un corazón nuevo para amar

Hoy quiero compartirte uno de los frutos más preciados para mí de esta Pascua, me ha animado a seguir con esperanza y me ha hecho ver que todos podemos aspirar a vivir con esta propuesta de amor.

La semana de pascua fue muy enriquecedora, esta vez pude ir contemplando cada día desde las diferentes situaciones que vivió Jesús, cómo fue experimentando el amor, cómo se ejercito en el amar a los demás, cómo nos enseña a despojarnos de nuestras limitaciones de prejuicios, de egos, de creencias.

Entendiendo que su propuesta es tener un corazón nuevo que constantemente tendremos que estar atentos a las tentaciones del día a día que se nos presentan, pero que podemos tener un corazón limpio.

Proceso en el Amor

El primer día contemplaba como es que Jesús opto por hacerse hombre siendo el hijo de Dios, me llevaba a contemplar el gran amor que nos tiene.
Siendo hijo de Dios podría haber continuado con esa divinidad, viviendo alado del Padre, pero una vez nos compartía un misionero la siguiente analogía.

Se imaginaba al Padre y al Hijo desde el cielo viendo hacia la tierra y diciéndose entre los dos tenemos que salvar a todos nuestros hijos y saltaba la espontaneidad de Jesús diciendo yo me animo en hacerme hombre para salvarlos.

Veía en esa imagen, esa propuesta de amor de Jesús, de renunciar a vivir sin comodidad en el cielo, renunciando a vivir sin sufrimiento, sin dolor, sin traición, sin difamaciones, sin injusticias.

La propuesta de amor se enriquece con los tuyos.

Previo a iniciar con todo el camino hacia su pasión, meditaba sobre el momento en el que Jesús pasa tiempo con los que ama, con sus amigos, dando un significado muy importante que el tener tiempo con los tuyos te da fortaleza, te hace darle un sentido a tus luchas, a tus batallas de cada día.

El lavado de los pies de sus discípulos, un gesto donde me invitaba a reflexionar en ejercitarme al amar, aun sabiendo que alguno de tus amigos te puede traicionar, utilizar o que te abandonarán.

Este gesto me enseña a no solo pensar en uno mismo sino en comprender también a los demás, si el otro tiene su corazón contaminado y sus intenciones no son el amarte, debemos de ejercitarnos en el perdón y en el amarlo.

Tal vez no es culpa del otro el que no conozca el amor de Dios, que no se sienta amado por él, que este en busca de cosas que sacien su vacío interno que desafortunadamente lo canaliza en una forma negativa.

Escuchaba a una persona que descalificaba los gestos de Jesús.
Hacía referencia a diversas situaciones, como cuando alguien asesina a una persona inocente, cuando alguien abusa de una mujer o un niño diciendo que debemos de olvidar esos hechos y poner la otra mejilla.

Escuchando esto me puso a reflexionar profundamente, porque humanamente mi razón también coincide en no pasar por alto ese hecho, el daño que generan en la otra persona, también siento impotencia y enojo.

Sin embargo, el punto medular que meditaba en mi oración era primero tener claro que Dios no desea ese tipo de daño en las personas, ni el sufrimiento, él mismo nos dice no he venido a juzgar sino a salvarlos.

Dios nos pensó para vivir en el amor, pero a causa del pecado, muchas personas han perdido esa vocación de vivirse en el amor, el pecado se apodera del corazón de las personas buscando hacer daño, lastimar, destruir la vida de las personas.

Desde la mirada de Dios

Retomando al gesto del lavado de los pies, veía a un Jesús despojándose de su ser hijo de Dios en hacerse como sus discípulos, sin jerarquía, lo que me hacía entender que es una invitación a no buscar la superioridad ante los demás, a que debes de mirar la historia de vida de los demás para poder ejercitarte en la compasión.

Entender las heridas, los vacíos de los demás te da una concepción de la persona totalmente diferente, te ayuda a entender su comportamiento y es un mirar a los demás desde la mirada de Dios.

Cuando Jesús es entregado y lo apresan, lo golpean, le levantan falso testimonio, lo difaman, sigue aceptando pasar por todo eso porque tiene claro que su misión es demostrarnos que el amor trasciende más allá de las limitaciones humanas, su propuesta de amor nos demuestra que se puede amar hasta el extremo.

Fuimos la razón de su propuesta de amor

Y por último los dos acontecimientos que nos demuestran que el amor puede vencer la muerte, antes de morir Jesús nos muestra que en todo momento nos tenía en su mente, diciéndonos “Ahí tienes a tu Madre”.

Es decir, no están solos también tienes una mamá que está contigo en cada momento de cruz.
Y el momento de su resurrección, donde me hacía ver que el amor vence la muerte.

Descubría que es una invitación a vencer todo eso que te limita y te pone barreras para amar a los demás, inclusive a los que te cuesta trabajo, a los que te han hecho daño.

Dice el mismo Jesús que merito tiene amar a los nuestros, descubría el verdadero ejercicio de amar a los que realmente nos cuesta porque ahí es donde nos ejercitamos en tener un corazón limpio, en amar hasta el extremo.

Propuesta de amor

Con todo esto resumido de forma general de lo que fui contemplando en cada momento de la Pascua, era entender la propuesta de amor a la que me invita vivir Jesús cada día.

Sin duda para muchos que no conocen a este gran amigo Jesús, será el poner solo la mejilla y hacer como que no pasa nada ante las diversas situaciones que se viven.

Y esta propuesta contrasta. Entendía que Jesús lo que más desea es que todos le conozcamos y podamos aspirar a vivir en el amor.

Una propuesta concreta de amar cuando te difamen, injurien, te abandonen, nieguen conocerte; cuando estés cansado, sientas que el peso de la realidad que estás cargando es más grande que la esperanza que sientes.

Experimenta el amar y seguir amando, si no tienes amor nada eres, porque tu corazón estará lleno de sentimientos que buscarán dañarte y dañar a los demás.

Propuesta de amor

Ejercitarse en el amar

Y en todo esto me he tenido que ejercitar en estos días. Les compartí en el podcast de mi mejor amigo una situación que experimenté cuando me ascendieron de puesto en un proyecto de trabajo, lo cual me hizo cuestionar el verdadero significado de la amistad.

Hoy en estos días se abría la caja de los recuerdos con un tema de ese antiguo trabajo donde ver el abuso de poder, el cómo afectan a personas que sin deberla ni temerla tienen que dar la cara de aquellos que realmente han sido responsables de acciones incorrectas.

Me llevaba a cuestionarme, ¿cómo amar a aquel que de cierta forma se acercó a ti para utilizarte?

¿Cómo amar a aquel que te está perjudicando y no le importa el cuanto te inviertas para continuar con tu camino?

¿Cómo amar a aquel que tiene las intenciones de hacerte daño?

Preguntas que me llevan a contrastar la propuesta de amor de Jesús con la propuesta del mundo, y su propuesta me dice:

¡Ama! aunque te traicionen, aunque te nieguen, te abandonen, de calumnien, de estén acusando en falso, ama a tus enemigos.

Porque en cada una de estas situaciones Jesús no dejo de amar a todo aquel que estuvo en el momento en que camino cargando la cruz, en el momento en el que lo apresaron, incluso en uno de sus últimos momentos le pide al Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

Y ese perdónalos, es porque no te conocen y porque no conocen esta propuesta de amor, donde el mayor ejercicio es renunciar a tus ganas de vengarte, a tus ganas de actuar de la misma manera que ellos, haciendo el mal.

Porque es mejor tener un corazón tranquilo y libre que un corazón preso de remordimiento.

Jesús nos dice vence al mal haciendo el bien, lo primero a lo que me lleva es pensar en mí misma, en ¿cómo quiero que esté mi corazón?.

¿Quiero un corazón lleno de rencor que alimente cada una de mis actitudes para desquitarme con los demás? Ó ¿quiero un corazón limpio, que lo único que tenga sea amor?

Te invito

Si tienes oportunidad de leer la encíclica del Papa Francisco “Fratelli Tutti” te recomiendo el capítulo 2, donde nos habla del como ejercitarnos en el amar.

Este capítulo, así como lo relata el Santo Padre, me hace idealizar una civilización del amor, donde el mal sea vencido por el bien.

Por ello mi invitación es vencer todo mal, ejercitándonos en la propuesta de amor que Jesús nos hace, ama hasta el final, lleva tu amor hasta el final de cada situación que vayas viviendo.

Uno de los deseos de Jesús es venir a prender fuego en la humanidad, el fuego que simboliza el amor en cada uno de nuestros corazones.
Te invito a que le dediques 30 segundos a visitar nuestro apartado de pide y has oración.

Oremos

Oremos por todos aquellos que sufren injusticias, por los pobres, por los que son olvidados, por los que han sido lastimados, que sus corazones queden limpios y sanados.
Te pedimos por todos aquellos que no te conocen y son presa del mal, para destruir vidas.
Que en todo momento podamos ejercitarnos en el amar como lo hiciste tú, Jesús.
¡Amén!

Si sientes que hay algo más que te gustaría compartir con nosotros o que encuentras dificultad para afrontarlo, visita nuestra sección de Psicólogos Católicos, en donde encontrarás profesionales que te ayuden a vivir estos procesos.

Sofi García.

Complementa este post con la lectura recomendada de: Fratelli Tutti

Escucha aquí este post.

¿te gustó este post?

Propuesta de amor

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

colores de Dios 2
Jóvenes 30+

Los colores de Dios

¿Cómo surgen los colores? ¿Cuál fue el primer color en la tierra?

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)