Cuaresma y Matrimonio

En el matrimonio vivimos tiempos peculiares, sobre todo durante los primeros años de casados en donde experimentamos constantes cambios.

Desde iniciar una vida juntos, descubrir hábitos y costumbres en la vida diaria. El embarazo, las hormonas, la llegada del bebé, el cansancio, la falta de tiempo para nosotros, etc.

El tiempo de Cuaresma me resulta favorable para hacer un alto, un stop necesario para todos.

Primero para recordar que como esposos, siguiendo los pasos de Jesús, también damos la vida, nos entregamos.

¡Sí! Tú das la vida.

No hay amor más grande que dar la vida” Juan 15, 13 

La diste y la das desde aquel momento en el altar, en el que le entregaste a tu esposo(a) lo más valioso que tienes: TU PROPIA VIDA. 

Desde entonces y hasta ahora, te entregas por amor todos los días, igual que Jesús. Lo mismo hace tu pareja. 

Aquí te van algunos ejemplos:

– Ir a trabajar pese a no dormir bien.

– Alimentar (a distintas horas de la madrugada) a tu bebé recién nacido.

– Realizar las labores o reparaciones en casa.

– Siendo comprensivo y paciente.

¿Tú cómo das la vida? ¿Lo habías visto de ese modo?

Morir constantemente.

¿Te has dado cuenta que también dentro del matrimonio morimos constantemente?

A nuestro egoísmo, soberbia, a nuestro pecado. Renunciamos a cosas que queremos o necesitamos para que el otro (ya sea esposo(a) o hijos) lo tengan. Hacemos algunos sacrificios, simplemente por amor. 

Pero, ¿Cuál es la llamada? 

La Cuaresma nos lanza una invitación especial para preparar el corazón, haciendo un alto a la vida acelerada, un stop a las dinámicas que no favorecen. 

Nos invita a hacer las pases, empezando de nuevo; pidiendo perdón y perdonando. 

Dicen que una imagen dice más que mil palabras. Si se trata de Cuaresma y matrimonio, es necesario poner manos a la obra. Mira la imagen de abajo:

cuaresma2

Literalmente es la invitación a tomarnos de la mano.

Si estás pasando por algún momento de dificultad, te proponemos iniciar de nuevo, darte la oportunidad de experimentar el perdón y perdonar.

Ir con tu esposo(a) y preguntarle:

¿Nos tomamos de la mano y vivimos una Cuaresma diferente?

Jesús ha estado allí, siempre. Atento a nosotros, a nuestras necesidades. Él se sigue entregando, sigue buscándonos y nos pregunta igual que los discípulos de Emaús: “¿De qué van discutiendo por el camino?” Lucas 24, 17

Te invito a leer la cita bíblica completa (Lucas 24, 13-32). Jesús se hace presente en nuestro matrimonio de distintas maneras. 

A través de su Palabra al igual que aquellos discípulos platica con Él, escúchalo, acércate. Conversa. Reconócelo atento a las necesidades de tu matrimonio y familia.

Descubre que allí está y siente arder tu corazón por escucharlo. 

¿Qué te dice? ¿Qué sueña? Reconócelo en tu prójimo, en tu más próximo. En tu esposa(o), en tus hijos.

Te invitamos a buscar en tu interior, encuéntralo en lo profundo de la oración, descubrirás que está allí, que siempre ha estado allí a tu lado en esas batallas, en esas crisis, dándote respuestas.

Valeria Sandoval

Cuaresma, Matrimonio

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio que te ha costado y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad o de crisis; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden acompañarte en el proceso y ayudarte a trabajar en ello.
Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico.
Terapia de pareja.
Terapia familiar.
Terapia individual.

¿te gusto este post?

cuaresma2

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

familia-feliz
Matrimonios Jóvenes
10 PUNTOS PARA VIVIR…

No esperes que la enfermedad o la muerte te hagan vivir. Te

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)