👍🏻5 geniales puntos para hacer oración🙏🏾 desde “El 💙 de nuestro matrimonio” (incluye un ejercicio👀 )

Hoy hablaremos de 5 puntos que te ayudaran a hacer oración desde “el corazón de nuestro matrimonio”

Como hablamos en el post anterior, hacer oración es entrar en una relación muy personal con nuestro Padre, es como llegar a esa citas de amor que tenían cuando eran novios, pero ahora de esposos. Con la característica super especial de que ahora entre estos dos esposos está nuestro Padre Dios.

“El corazón de tu matrimonio” es ese lugar muy especial donde se encuentran tres corazones, los de ustedes dos los esposos con el de Dios. 

El encuentro de esos tres corazones conforma un lugar llamado “el corazón de tu matrimonio”.

Este encuentro es vital, es importantísimo para aquellos esposos que quiere vivir su sacramento, basándose en el amor.

Y es que preguntémonos, ¿Cómo es que nos vamos a amar, si no recurrimos a la misma fuente de amor que es Dios?

Recuerden que nadie puede amar fuera de Dios, no de manera verdadera, podrá dar otros amores, pero: El amor, ese amor que solo viene de Dios, no.

O, ¿no te ha pasado, que cuando tienes un conflicto con tu pareja, no te dan, pero ni las mas remotas ganas de amarla? Al contrario, quisieras tener la oportunidad de regresarle lo que te hizo.

Pero, ¿Qué pasa si recuerdas que en la mañana oraron los dos juntos desde “el corazón de su matrimonio” y entendieron de parte de Dios que se tendrán que perdonar? 

Tendrás que voluntariamente renunciar a tu impulso de regresarle lo que te hizo, respirar, hacer un tiempo fuera y rogarle a Dios que te de esa mirada misericordiosa y paz en tu corazón para poder dejar atrás el evento y seguir amando.

Muy bien pues como ya lo dijimos, esto no es resultado del esfuerzo propio si no del contacto constante con Dios a través de la oración que se hace desde el corazón de nuestro matrimonio.

Es por eso que aquí te dejare los 5 puntos que te ayudarán a hacer oración desde “el corazón de tu matrimonio”.

1. Visualiza y experimenta ese lugar sagrado (el corazón de tu matrimonio).

Te quiero invitar ha hacer un ejercicio en este momento, (bueno, no lo hagas si estás trabajando o conduciendo, que se yo, un tráiler o montacargas, o tal vez eres un ama de casa que está en la estufa), pero si no, adelante.

Siéntate en una silla recárgate en el respaldo, respira hondo y profundo, (inhala, exhala), hazlo tantas veces hasta que te hayas detenido.

Ahora, vamos a construir el “corazón de tu matrimonio”, este es el corazón de Dios en el cual, se encuentra tu corazón con el de tu esposa.

Este lugar puede ser real o imaginario, sólo se tiene que tratar de un lugar que para ustedes sea sagrado.

Debe de ser un lugar especial pues en ese lugar se encontrarán los tres corazones, se dará la comunión de las tres personas, ese encuentro es real, no creas que es imaginario.

Será un lugar donde se sientan muy seguros, donde no hay pasado, tampoco futuro, en ese lugar solo existe el presente. 

Ese será un lugar muy seguro para, en este lugar no existen las amenazas, tampoco los peligros, no hay nadie más, es un lugar solo para los tres, en este lugar, se experimenta la intimidad total ya que no hay miedo a ser o a mostrase como uno es, ( no hay máscaras, no hay armaduras o poses).

Pon atención en como es ese lugar observa si hay luz, de que color es esta luz, pon atención en ¿Cuál es su temperatura?, ¿es frio?, ¿es cálido?

Observa ¿Qué hay cerca?, recuerda este es un lugar sagrado, ¿Qué hay por aquí?, sigue observando.

Ahora pon atención, ¿A qué huele?, ¿Cuál es su aroma?, seguro es un aroma que te trae paz y seguridad. En este lugar estarás en presencia de Dios, será un lugar muy seguro

Quédate ahí un momento, inhala y exhala nuevamente, cuando estés listo abres los ojos.

Muy bien ¿Cómo te fue? Escríbelo en los comentarios me encantará leerlo.

En este post hemos construido nuestro corazón del matrimonio de una manera muy rápida, pero si te interesa hacerlo de manera más profunda, aquí te dejo el link de nuestro post-podcast para construir nuestro lugar, el cual será “nuestro corazón del matrimonio”.

2. Explícale a tu pareja cómo es ese lugar al que denominaremos “Corazón de nuestro matrimonio”.

Ahora que ya has construido “el corazón de su matrimonio” invita a tu pareja a que haga el mismo ejercicio. Una vez que lo tenga, compartan ¿Cómo es el “corazón del matrimonio” que Dios les ha regalado?

En un siguiente momento construyan entre los dos ese lugar íntimo, de la manera que más les guste. No se estresen, así, como físicamente tenemos un altar, también en cualquier momento lo podemos modificar este lugar especial.

Sólo recuerden que es importante que lo hagan entre los dos, pues ese será el lugar desde el cual los dos, harán oración y se encontrarán con Dios.

¿Qué pasa si mi pareja no quiere orar, tampoco hacer “el corazón de nuestro matrimonio”?

Esta bien, no lo fuerces, pídele a Dios por su corazón y confía en que Dios encontrará la manera de conquistarle. Tú sigue orando desde “el corazón de tu matrimonio” con la certeza de estar los dos en el corazón de Dios, pues la respuesta de Dios tendrá dos destinatarios: tu corazón y el de tu cónyuge pues para Dios son una misma carne.

3 cada vez que hagan oración guarden silencio para escuchar de parte de Dios una respuesta que tendrá dos destinatarios.

Muy bien ahora ya construyeron su “corazón del matrimonio” para hacer oración en el matrimonio, y entonces es hora de entrar en acción, bueno para esto espero que hayas leído o escuchado el post de Orar desde “el corazón de tu matrimonio” si no, lo puedes hacer mas tarde.

Y bueno entremos en acción y una de las acciones indispensables al estar en “el corazón del matrimonio” es: Guardar silencio.

Así es, guardar silencio es una de las acciones indispensables para escuchar la palabra de dios, es decir detenerse, no hablar, abrir el corazón a lo que Papá nos quiere decir o a lo que nos quiere pedir y aunque es cierto que físicamente cada esposo está haciendo oración de la misma cita por separado, el que los dos en algún momento de la oración entren en silencio es parte de abandonar (es decir encargar) nuestro sacramento, nuestra unión en las manos de Dios.

El silencio de mente y de corazón es necesario para que la suave brisa de Dios (Isaías) llegue a nosotros y escuchemos su palabra que retumbara en nuestros corazones por medio de su espíritu santo.

4 hagan un cambio mínimo. que les ayude a acercase cada vez mas los corazones de ustedes

Algo que les va a animar a seguir orando desde “el corazón de su matrimonio” es comenzar a hacer cambios mínimos.

No te comprometas a cambio espectaculares que reinicien tu relación, el cambio se construye, se forja, empieza por un cambio pequeño.

Dios nos habla al corazón con verdades contundentes, estas verdades nos llevan a pequeñas acciones para reconocernos cada vez más hijos de Dios.

Y es en este sentido en el que viene la mejora, cada día que haces oración, van pasando pequeños cambios, en algunos te darás cuenta en otros no y bueno pues en los que te des cuenta, llévalos a la practica por que si la fe no tiene obras entonces es una fe bacia.   

Así que ¡ANIMO!, venga vayamos a la acción y seamos dóciles a la voz de Dios.

5 Si tienen alguna situación específica que no les deje hacer oración, asistan a un psicólogo católico.

 Así es, hay ocasiones donde como matrimonio nos encontramos dentro de una dinámica la cual afecta nuestra manera de relacionarnos, esta dinámica nos trae resultados muy negativos y nos impide entrar en “el corazón del matrimonio”.

También puede ser que han pasado tantas cosas que nuestro corazón esta dolido y tiene algún tipo de resentimiento.

O tal vez en la actualidad estamos pasando una situación difícil que lo ultimo que se nos ocurre es unir su corazón con el nuestro y así encontrarnos con Dios.

Bueno pues si es así, no duden en visitar un Psicólogo Católico, en nuestra sección de psicólogos católicos encontraras, los mejores.

Escucha lo siguiente….

Como se han dado cuenta, ejecutar estos 5 puntos no será resultado de solo el esfuerzo humano, será también resultado de gracia que Dios , y esta también debemos pedirla.

Ahora vamos al hacer, claro que tenemos que entrar en acción si no esto seria mucho bla, bla, bla.

Pero antes te tengo una sorpresa pues si ten han gustado nuestros 5 puntos tenemos un extratip post créditos, un sexto punto que aparecerá después del último spot, no te lo pierdas.

Ahora si vamos al hacer.  

Vamos al hacer

Si no ejecutas este hacer déjame decirte que abras perdido 15 minutos (o 30 minutos si leíste), valiosísimos de tu vida tienes que llevar esto a la acción.

No digas no tengo tiempo, tienes las mismas 24 horas delante de ti que los demás matrimonios, la pregunta es ¿Realmente quieres hacer algo por tu matrimonio?

Si la respuesta es sí, aquí están 4 simples puntos con mi sugerencia en el hacer. 

Primero: Compártele este post a tu esposo(a) los dos tiene que estar en el mismo equipo y en la misma jugada.

Segundo: Si están de acuerdo, pongan una fecha ESTA SEMANA para construir el lugar del “corazón de su matrimonio” y ármenlo entre los dos.

Tercero: Programen 15 días para hacer oración todos los días como un reto de pareja, si tienen dudas o quieren saber como se hace oración desde el corazón del matrimonio puedes escuchar nuestro post hacer de “cómo hacer oración desde el corazón del matrimonio”.   

Cuarto: Comparte, comenta, e importantísimo evalúa en la flechita roja que esta en la parte de hasta debajo de tu pantalla por favor no lo dejes de hacer, en verdad nos importa mucho.

Conclusión del corazón del matrimonio

¿Cuántas veces no hemos decesado que en nuestra relación exista un tercero para contarle lo que pasa en ella (algunas veces para acusarnos jejeje) otras más para que nos ayude a ver lo que estamos haciendo mal?

Sin embargo, es difícil que alguien nos escuche de una manera verdadera y entienda realmente lo que estamos pasando.

Bueno pues orar desde “el corazón de nuestro matrimonio” es entrar en ese lugar donde esta quien nos ama, que es perfecto para seamos escuchados, amados y fortalecidos todos los días.

¿Qué dices te animas a orar desde el corazón de tu matrimonio?

Oremos por aquellos matrimonios que oraran desde “el corazón de su matrimonio”

Padre eterno te damos gracias por que nos permites llegar a las mentes y los corazones de los matrimonios jóvenes que nos escuchan, te damos gracias por que nos has dado ese llamado al amor y la entrega por medio de este estado de vida.

Te pedimos que, por medio de tu espíritu, enciendas, que arda en el corazón de todos los que nos escuchan la necesidad de platicar contigo es decir de orar. De tener ese encuentro intimo, cercano, confiable, amable, en ese encuentro contigo que eres el padre, el amigo, el que ama.

Te quero pedir en especial por aquellos matrimonios que tiene diferencias, que sin darse cuenta tiene sed de ti, ilumínalos, fortalécelos, guíalos, tráelos a ti.

Extra tip: asistan a los sacramentos

La oración nos hace tener una relación muy especial con Dios, pero esta dinámica de amor estará completa si no asistimos a los sacramentos, pues es en estos donde fortalecemos nuestra vida de fe y por ende nuestra relación con Dios.

Busquen la confesión continuamente, en el momento de la comunión, también pueden hacer oración desde “el corazón de tu matrimonio”

Tampoco se limiten si es que no han asistido a los sacramentos sigan orando, siempre orando y el  Dios que es bueno, siempre estará entre ustedes, obvio busquen regresar a los sacramentos lo más pronto posible.

Los sacramentos son muy importantes, ya que les ayudaran a poder fortalecer su relación basados en el contacto continuo con Dios.

Los sacramentos son muy importantes, ya que les ayudaran a poder fortalecer su relación basados en el contacto continuo con Dios.

Este sencillo truco está haciendo a los matrimonios que oran más felices.

¿te gustó este post?

corazón de nuestro matrimonio

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)