Matrimonio en crisis

¿Piensas que está tu matrimonio en crisis?

En toda crisis es preciso evitar la tentación de echarle toda la responsabilidad al cónyuge, en lugar de atender la parte de culpa que nosotros pudiéramos tener.

Cuando reconocemos la propia culpa, junto con las (eventuales) del cónyuge, comenzamos a preparar el camino de salida de la crisis.

Si buscamos las causas con sentido común, sin que se caiga en el victimismo ni en el extremo contrario y ponemos atención en nuestras faltas, nos daremos cuenta que:

Está en nuestras manos poner más fácilmente el remedio. De hecho, es en nuestras faltas, en las únicas sobre las que de manera inmediata podemos intervenir.

Aquí te enlistamos algunos ejemplos:

1. HEMOS DEJADO SOLO AL OTRO SI:

– Ha cenado frecuentemente sin ti.
– Tu mejor compañero es tu celular o las series de Netflix.
– Prefieres dormir mientras puedes, pues estás agotada(o).

2. NO LO HEMOS ESCUCHADO COMO MERECÍA:

– Le interrumpimos al hablar.
– Estamos constantemente a la defensiva.
– Hacemos gestos y muecas mientras habla.

3. NO LE HEMOS ABIERTO NUESTRA INTIMIDAD:

– No sólo la sexual, sino aquella que toca lo más profundo de nuestro ser.
– No siendo sensible ante sus sentimientos ni a aquello que le importa.
– No respondiendo de forma efectiva cuando siente enojo, tristeza, dolor o incluso alegría.

4. HEMOS PERMITIDO QUE NOS ABSORBA EL TRABAJO.

– Los quehaceres y las tareas de casa.
– El cuidado de los hijos.
– El trato con colegas y amigos.

5. HEMOS DEJADO DE HACER CRECER EL CARIÑO ENTRE NOSOTROS.

– No le escribimos una nota de cariño o le enviamos un mensaje.
– Hace mucho no le preparamos su platillo favorito.
– O no le dedicamos una canción.

Matrimonio en crisis

¡ALERTA!

Hay parejas que ni el beso de buenos días se dan. En resumen, el silencio se ha adueñado desde hace tiempo de su relación, pareciendo dos extraños sentados en la mesa que no cruzan miradas.

Si te sientes identificado(a) con este post, ¡PON MANOS A LA OBRA!
Cuando identificamos nuestras faltas, podemos reconocer que nos equivocamos, surge el arrepentimiento y buscamos la reconciliación.

Recordando que nadie es perfecto, que nos equivocaremos muchas veces en el camino de aprender a amar.

¿Recuerdas tu noviazgo? 

¿Parecería que todo era miel sobre hojuelas? Hay una diferencia. Dedicaban tiempo sólo para ustedes. Se escuchaban, compartían sus temores, angustias, alegrías, sueños y anhelos.

¿Hace cuánto tiempo que no se sientan sólo ustedes dos a platicar de ustedes?

Hace mucho no ven solos una película, juegan o van a tomar un helado, al cine, etc.
Si ya han intentado y las heridas que se han hecho ambos son profundas, es tiempo de buscar ayuda. 

No esperes a que sea tarde.

El amor entre los esposos, debe inspirarse en el que Dios nos tiene. Perdonar como Él lo hace, pues Él quiere que seamos felices, volvamos a estar contentos regresando a su lado con confianza renovada.

Matrimonio en crisis

Conoce al psicólogo católico Juan de Dios Hernández.

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio que te ha costado y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad o de crisis; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden acompañarte en el proceso y ayudarte a trabajar en ello.
Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico.
Terapia de pareja.
Terapia familiar.
Terapia individual.

¿te gusto este post?

Matrimonio en crisis

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)