fbpx

.

¿Qué son los problemas mentales?

Los problemas mentales se producen a raíz de una alteración en las áreas emocionales, cognitivas y de comportamiento.

Implica dificultades para razonar, alteraciones del compor­tamiento, comprender la realidad y adap­tarse a diversas situaciones.

Algunos problemas mentales son más comunes y menos persistentes en el tiempo (la tristeza, ansiedad o insomnio).

que pueden generarnos malestares, pero no llegan a provocar un deterioro significativo en la vida cotidiana.

El trastorno o enfermedad mental grave se caracteriza por una duración prolongada (depresión, esquizofrenia.

Que conlleva un grado variable de discapacidad y disfunción personal, familiar y social.

¿Cuáles son las señales de un problema de salud mental?

Los problemas de salud mental tienen signos de advertencia como:

  • Cambios en sus hábitos alimenticios o de sueño.
  • Aislarse de las personas y actividades que disfruta.
  • Tener nada o poca energía.
  • Sentirse vacío o como si nada importara.
  • Tener dolores y molestias inexplicables.
  • Sentirse impotente o sin esperanza.
  • Sentirse inusualmente confundido, olvidadizo, enojado, molesto, preocupado o asustado.
  • Tener cambios de humor severos que causen problemas en sus relaciones.
  • Tener pensamientos y recuerdos que no puede sacar de su cabeza.
  • Escuchar voces o creer cosas que no son ciertas.
  • Pensar en lastimarse a sí mismo o a otros.
  • No poder realizar tareas diarias como cuidar a sus hijos o ir al trabajo o la escuela.

Según el magisterio católico, la psicología puede ser muy útil al bienestar del matrimonio, de la familia y a la paz de la conciencia (Gaudium et spes, 52).

Las acciones pastorales podrían con su ayuda, “escuchar a otros en el espíritu del amor y abrirse espiritualmente a las diferentes situaciones humanas” (Optatam totius, 19).

En este sentido se puede decir que, en la Pastoral de la salud, la psicología estudia los procesos psicológicos relacionados con las situaciones o acciones de crisis de los seres humanos, con sus dinámicas específicas.

Asimismo, el agente de la Pastoral de la Salud ayuda a darle un giro saludable al estado de ánimo de los enfermos y a las familias para llevar la luz y esperanza a aquellos que se sienten solos abatidos.

De esta manera la salud mental contribuye con la fe a irradiar el don y el pensamiento de Cristo Jesús en los que sufren (Mc 2,1-12).

ser más empático

¿Qué es la Pastoral de la Salud?

La Pastoral de la Salud es la acción evangelizadora de todo el Pueblo de Dios, comprometido en promover, cuidar, defender y celebrar la vida.

Haciendo presente la misión liberadora y salvífica de Jesús en el ámbito de la salud.

En el Documento de Aparecida encontramos que «La Pastoral de la Salud es la respuesta a los grandes interrogantes de la vida, como son el sufrimiento y la muerte, a la luz de la muerte y resurrección del Señor» (Aparecida 418).

También se menciona que el sufrimiento humano es una experiencia especial de la cruz y de la resurrección del Señor en la vida de las personas (Ap 420).

Magisterio, salud y sufrimiento

En la Carta Apostólica Salvifici Doloris (1984), el Papa Juan Pablo II habla del «carácter creador del su­frimiento».

Porque «el sufrimiento de Cristo ha creado el bien de la redención del mundo» (SD 24).

Aquí habla del «valor salvífico del sufrimiento», pues todos los sufrimientos humanos pueden ser penetrados por la fuerza de Dios que se ha manifestado en la cruz de Cristo.

Es verdad, sólo Cristo es fuente de sal­vación, pero este poder salvador Él lo comunica a todo amor que se expresa en el sufrimiento humano (SD 1).

En 1992 el Papa Juan Pablo II instituye la Jornada Mundial del Enfermo; su día oficial es el 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes.

También encontramos en los documentos del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud la Carta de los Agentes de Salud (1995).

«Custodios y servidores de la vida humana», estructurada en sus tres partes: engendrar, vivir, morir.

La Carta es una síntesis de la posición de la Iglesia sobre el valor de toda vida humana.

Asimismo, en la Carta Encíclica Dios es Amor (2005), Benedicto XVI nos dice que practicar el amor hacia las viudas y los huérfanos, los pre­sos, los enfermos y necesitados.

Pertenece a la esencia de la Iglesia tanto como el servicio de los sacramentos y el anuncio del Evangelio (D A 2).

Pastoral de la salud y salud mental

La pastoral de la salud atiende el bienestar espiritual, físico y mental.

La salud mental es el resultado de la manera en que transcurren las percepciones, los pensamientos, las emociones, las creencias y demás contenidos en nuestra mente.

Los cuales se encuentran íntimamente afectados por factores genéticos, biológicos y de la historia particular de cada persona y su familia, así como por aspectos culturales y sociales.

La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez y la vejez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud mental como:

“Un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades puede afrontar las tensiones normales de la vida.

Puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.” (2013).

En psicología la salud mental se entiende como un estado en el cual la persona se encuentra bien adaptada, siente gusto por la vida y es capaz de lograr su autorrealización.

Pacheco (2005), resalta algunas de las características de las personas sanas mentalmente:

  • Están satisfechas consigo mismas.
  • Pueden aceptar las decepciones de la vida sin alterarse dramáticamente.
  • Tienen una actitud tolerante y relajada respecto a la propia persona y a los demás.
  • Se sienten bien con los demás.
  • Son capaces de amar y tener en consideración los intereses de los demás.
  • Son capaces de satisfacer las demandas que la vida les presenta.
  • Aceptan sus responsabilidades ante los problemas que se van presentando.
Psicólogo Católico Nemesio Marin

Autor. Psicólogo Nemesio Marin. Agenda tu cita con este profesional en sólo 3 pasos, dando click aquí.

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados