fbpx

.

7 dones del Esp√≠ritu Santo en el matrimonio ūüēäÔłŹūüĒ•

El matrimonio, el Espíritu Santo y Pentecostés.

¬ŅQu√© es ser un matrimonio con esp√≠ritu? Simplemente un matrimonio que quiere ser renovado y guiado por el Esp√≠ritu de Dios.

Es tiempo de Pentecost√©s. Los cat√≥licos celebramos la venida del Esp√≠ritu Santo, el Par√°clito o Consolador que nos ha prometido y dejado Jes√ļs para conducirnos a Dios.

La presencia del Espíritu Santo se concreta en cada mujer y hombre que busca a Dios, que intenta escuchar su voz y hacer su voluntad. 

A través de la oración y del discernimiento constante se pueden identificar las llamadas, los mensajes o las insinuaciones del Espíritu.

El Esp√≠ritu Santo est√° permanente, fiel y dispuesto a acompa√Īarnos en cada paso que damos y en cada etapa de nuestras vidas. Una de ellas es el matrimonio.

Así es, la promesa del Espíritu Santo también es para los matrimonios y las familias que buscan un estilo de vida comunitario diferente en el que rijan el amor, la paz, la alegría y fraternidad. 

En el que haya calidez y calor de hogar, donde cada miembro se sienta acogido, comprendido y amado, así como la Sagrada Familia o la Santísima Trinidad.

Esa es la relación que viven el Matrimonio y el Espíritu Santo.

¬ŅQu√© significa ser un matrimonio con Esp√≠ritu Santo?

Significa ser un matrimonio que quiere vivir a lo Dios, que se embarca en la aventura de vivir el Evangelio que Jes√ļs predicaba ante un mundo que poco a poco va dejando de creer en este sacramento y en el amor.

El matrimonio con Esp√≠ritu Santo lo conforman una pareja que¬†se ha dado cuenta de su peque√Īez, de su debilidad, de su fragilidad y flaqueza cuando van solos,¬†porque simplemente saben que no llegar√°n lejos y por ello buscan a Dios.

Es un matrimonio que se ha dado cuenta que necesita a Dios, como el centro y protagonista de su relación, como el piloto o comandante de esa aviación.

Porque¬†√Čl es el autor del ‚Äúeternamente‚ÄĚ del ‚Äúpara siempre‚ÄĚ, porque √Čl sabe de amor, fidelidad, entrega y alegr√≠a, porque √Čl es esp√≠ritu y verdad.

El Espíritu Santo concreta su obra en los matrimonios que lo buscan y siguen, pues tarde o temprano manifiesta sus frutos: amor, paz, paciencia, alegría, generosidad, fidelidad, etc.

Antes y después del Espíritu Santo

En la vida de los ap√≥stoles hubo un antes y despu√©s del Esp√≠ritu Santo. Despu√©s de que Jes√ļs resucit√≥ les encomend√≥ a los ap√≥stoles la misi√≥n de propagar el Evangelio.

Pero dicen las escrituras, que lo hacían con miedo, inseguros, incluso oraban a puerta cerrada.

Cuando llegó el Espíritu Santo a sus vidas, lenguas de fuego se posaron sobre ellos y comenzaron a hablar en lenguas distintas.(Cf. Hch 2, 1-4) Ya no eran los mismos apóstoles.

Y no porque el Espíritu Santo haga magia, sino porque Dios les había encendido el fuego de la fe, la esperanza, el amor.

Les dio parresia (hablar libre y atrevidamente) y la pasión por anunciar la Palabra de Dios y hacer discípulos por el mundo. (Cf. Hch. 4, 31)

El Esp√≠ritu Santo da coraje y valor para anunciar la palabra, para vivir con radicalidad en el seguimiento de Cristo¬†frente a un mundo cada vez m√°s necesitado de evidencias de ‚Äúver para creer‚ÄĚ.

El Espíritu Santo infundió en los corazones de los apóstoles valor para que vivieran sin miedo lo que les tocaba enfrentar y ellos reconocieron que en el Espíritu Santo estaba la presencia viva, la voz clara y fuerte de Dios.

As√≠ que¬†el Esp√≠ritu Santo tambi√©n puede marcar un antes y un despu√©s en el matrimonio¬†porque Dios, a trav√©s de √Čl, da aliento de vida, resucita, lo hace de nuevo, lo reconstruye, lo renueva, lo transforma, lo catapulta para vivir cada d√≠a permaneciendo en un mismo esp√≠ritu (Ef. 4, 3).

El Esp√≠ritu Santo conduce a los sue√Īos de Dios.

Adem√°s de renovar y reconstruir, el Esp√≠ritu Santo produce otro efecto sumamente importante en los matrimonios: los conduce a los sue√Īos, deseos y anhelos de Dios, d√°ndonos herramientas para vivirlos.

Esas herramientas son precisamente los 7 dones del Espíritu Santo que transforman el matrimonio, que lo renuevan, que le dan razones para continuar y permanecer en el amor, y que le dan la sensibilidad de escuchar sus insinuaciones que concretan la voluntad de Dios.

Con los dones del Espíritu Santo, el matrimonio puede ver, escuchar, palpar a Dios y vivirse todo con sentido:

La rutina, los éxitos y fracasos, la estabilidad e incertidumbre, la enfermedad y la salud, la riqueza y la pobreza, los encuentros y desencuentros, las alegrías y las tristezas, el dolor y el gozo, los buenos y malos momentos, absolutamente todo.

El Papa Francisco en la fiesta de Pentecostés de 2019 explicó de manera clara los dones del Espíritu Santo y aquí los explicamos aplicándolos en el matrimonio.

Aquí les presentamos los 7 super poderes (7 dones del Espíritu Santo) en el matrimonio:

1) Piedad

Indica la pertenencia del matrimonio a Dios y su v√≠nculo profundo con √Čl, un v√≠nculo que le da sentido y que lo mantiene firme, en comuni√≥n con √Čl, incluso en los momentos m√°s dif√≠ciles y tormentosos.

2) Ciencia 

Lleva al matrimonio a captar, a través de la creación, la grandeza y el amor de Dios y su relación profunda con cada creatura.

3) Fortaleza

Es el don por el cual Dios sostiene siempre al matrimonio en su debilidad.

4) Consejo

El Se√Īor habla al matrimonio a trav√©s de la voz y el testimonio de otras personas, de hombres y mujeres de fe que, sobre todo en los momentos m√°s complicados e importantes del matrimonio, ayudan a iluminar el coraz√≥n y a reconocer la voluntad del Se√Īor.

Dones Espíritu Santo matrimonios

5) Entendimiento

Suscita en el matrimonio la capacidad de ir m√°s all√° del aspecto externo de la realidad y escrutar las profundidades del pensamiento de Dios y de su dise√Īo de salvaci√≥n.

6) Sabiduría

Es el don que da al matrimonio de saber de Dios, saber c√≥mo act√ļa Dios, conocer cu√°ndo una cosa es de Dios y cu√°ndo no es de √Čl.

7) Temor de Dios

Recuerda al matrimonio cu√°n peque√Īos son ante Dios y su amor, y que su bien est√° en abandonarse con humildad, con respeto y confianza en sus manos. Este don es el abandono del matrimonio en la bondad de nuestro Padre que nos quiere mucho.

Es as√≠ como Jes√ļs cumple su promesa de no dejar nunca solos a los matrimonios porque tambi√©n les hace el regalo de darles al Esp√≠ritu Santo, sus frutos y sus dones.

Ahora ya sabes que Pentecost√©s no es una fiesta m√°s, sino una celebraci√≥n que marca un antes y un despu√©s en la vida y en los matrimonios, si t√ļ as√≠ lo quieres y lo buscas.

¡Vamos a la acción!

Te invitamos a responder estas 2 preguntas:

1) De estos 7 super poderes (7 dones) ¬ŅCu√°l vas a vivir en tu matrimonio esta semana?
2) ¬ŅQu√© actitudes concretas adoptar√°s para vivir ese poder (ese don)?

¡Vívelas y verás!

Para profundizar más en el tema, te recomiendo que hagas el Quiz de Pentecostés.

Oración:

Pidámosle a Dios que venga el Espíritu Santo a nuestro matrimonio, a nuestras familias, que nos renueve, que nos dé la gracia de recibir sus dones para vivir el día a día como Dios quiere.

Y que esta fiesta de Pentecostés la podamos vivir con un sentido nuevo, diferente, en la que seamos transformados. Amén.

Gina Vallejo

Escucha aquí este post.

¬Ņte gust√≥ este post?

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados