.

Análisis Psicológico de Jesús, por Enrique Rojas

Extracto de la entrevista “Análisis psicológico de Jesús”, realizada por Refugio Zavala, al prestigiado psiquiatra, Enrique Rojas.

¿Te atreverías a hacer un análisis psicológico de Jesús de Nazareth?

Hemos venido con el Dr. Enrique Rojas, un destacado psiquiatra, para hablar sobre Jesús de Nazaret desde un análisis psicológico.

Quien para muchos es un gran hombre, un gran personaje por excelencia de la historia universal. Para nosotros es mucho más que eso, es Dios.

Por eso, me gustaría preguntarte, ¿Te atreverías a hacer un análisis psicológico psiquiátrico de Jesús de Nazaret?

Bueno Jesús de Nazaret es ese perfectus deus perfectus como decían los clásicos, perfecto Dios perfecto, un hombre, y por ello, voy decir dos cosas.

Una de ellas la cuentas tú, en el libro de los antiguos escribas de la ley de Moisés.

Sacaron 631 preceptos o sea, el Génesis, Éxodo, Levítico y Deuteronomio. Jesús de Nazaret resume esos 631 preceptos en dos.

Esto se llama inteligencia, capacidad de síntesis, “Amar a Dios sobre todas las cosas, con todo tu corazón con toda tu alma con todas tus fuerzas y con todo tu ser y al prójimo como a ti mismo” es un resumen no.

Y una segunda cosa: sea decía Benedicto XVI un día fue con un periodista que le hizo una entrevista.

La primera vez que fue con él dijo que era Cardenal y le hizo una crítica sobre Alemania, entonces él le dio una e jaculatoria para que la repitiera el periodista, decía:

“Señor que vea a los demás con tus ojos de Amor y Misericordia”

Pues cuando tú lees el evangelio, la vida de Jesús contada por cuatro periodistas:

San Mateo, San Marcos que era discípulo de San Pedro, San Lucas que era médico y que no conocía a Jesús y San Juan que era el más joven, te quedas impresionado de la Misericordia de Jesús.

Como Jesús ama

Es decir, en el último minuto el buen ladrón que había robado e incluso matado, le dijo: “Acuérdate de mí cuando estés en tu Reino”.

Jesús pudo decir, bueno déjame que lo piense unas semanas o algo parecido, pero no fue así, se encontraban los dos en la cruz.

La noche anterior, Jesús había pasado una noche terrible, habían sido tres horas de agonía, sin embargo le respondió: “Hoy estarás conmigo en el paraíso”.

Y San Pedro no pidió una entrevista con Jesús de Nazaret, sino que le tocó el manto en medio de un montón de gente que no se sabía, y él dijo:

“Ha salido de mí una virtud especial” entonces ¡Uno se queda impresionado!

Otro pasaje, el Ciego de Jericó, Bartimeo en la puerta pidiendo limosna, y al ver a Jesús pasar, sale corriendo, una anécdota muy buena es que Bartimeo soltó el manto, es decir para ir a Jesús.

Pues hay que soltar lo que estorba, las cosas que nos impiden ir a Jesús.

La figura de Jesús

Entonces en ese sentido la figura excepcional, lo interesante es que tú has sabido trasladar a un lenguaje moderno una figura excepcional que marca la historia, Cristo es marca en la historia.

Pero la figura de él a nosotros o sea, el Cristiano no está enamorado del Evangelio que es un libro interesante.

O de las cartas de San Pablo que son apasionantes, sino de una persona que es Jesús, es decir, el Amor de Jesús.

El conocimiento de Jesús te cambia la vida y hoy vivimos una época en la que es cada vez más necesario.

En verdad, sobre Jesús hay que hablar en presente de él, no de hace 2024 años porque efectivamente marca la historia.

Pero te pregunto Enrique ¿Es posible ser feliz de verdad sin Jesús? -Yo creo que no-.

O sea vamos a ver, cuando Benedicto XVI era Cardenal un periodista japonés le preguntó: ¿Qué es la felicidad para usted? Y Benedicto XVI dijo:

“La felicidad consiste en dos cosas, conocer y amar a Dios”.

Qué ocurre que hoy el mundo se ha vuelto muy secular, en buena parte de espaldas a lo espiritual.

Por supuesto al cristianismo, pero sigue habiendo un hambre y una una sed muy grande.

O sea, el mundo está cansado de “seductores mentirosos” esta frase me gusta.

Es decir, la seducción que hace Jesús con nosotros es que es Camino, Verdad y Vida.

De ese modo, se necesita vivir el cristianismo en el siglo XXI, no en el siglo pasado, pero con las características actuales.

Es decir, en la época de San Pablo no había aviones, no había internet, etc., pero el problema es que uno no va contra corriente.

La pérdida del sentido humano

Se ha perdido el sentido de lo que es el ser humano y se ha perdido porque han aparecido dos cosas:

La permisividad y el relativismo, donde todo está permitido.

Y como no hay una verdad sobre el hombre, pues no hay un referente ni un remitente.

Por ejemplo, la destrucción de la familia en la actualidad, es más fácil encontrar en los grandes países del mundo, por ejemplo, Europa, Estados Unidos, más parejas rotas que enteras.

Al igual que la banalización de la sexualidad, que debe estar dentro del amor comprometido, y entonces hoy el sexo es un algo, de uso, de consumo inmediato.

Los americanos dicen “to use and to throw away”, de usar y tirar, y esto ha provocado un tema terrible.

La revolución sexual que que tiene tres componentes históricos muy importantes.

En 1995 se cambia el concepto de sexo, por género, entonces ahora el sexo es biológico, es natural y el género tú lo construyes.

Además en la revolución sexual global del año 2020, que dice que puedes hacer lo que quieras con tu sexualidad sin sentirte culpable, desaparece de este panorama el concepto cristiano de la culpa.

Ahora, la sociedad está repleta de tecnología, de cosas buenas, en donde el ser humano está desorientado.

Sin embargo, ahí está la figura de de de Jesús de Nazaret que sigue siendo un foco de orientación.

Lamentablemente, la sociedad actual ha renegado de Cristo y esto ha sido la causa de todos los males, es decir, todo se resume en ese mandamiento:

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu mente, con todas tus fuerzas y al prójimo como a ti mismo”.

¿Qué pasa ahora?

Estamos mirándonos al ombligo, instalados en nuestra zona de confort, nos da exactamente igual los demás, hay una cosa muy importante que es que la falta formación.

Hay dos palabras que vienen en el diccionario de lengua española como sinónimos, que son formación e información.

La información es saber lo que pasa, tener la última noticia, de hecho hoy existe el “Síndrome por exceso de información”.

Es decir, tenemos una información milimétrica que es exagerada, y muchas veces falsa y manipulada.

En cambio, formación es criterio, es saber, tener las ideas claras, interpretar bien la realidad.

Y tener un criterio que te haga tener respuesta a las grandes interrogantes de la vida.

Existe mucha información excesiva y muy poca formación.

En este sentido existe falta de formación, pues mucha gente busca a Dios sin saberlo.

Busca algo grande, algo hermoso, algo que llene, y lo busca donde no debe buscarlo.

Entonces esto es como la felicidad, la felicidad es un árbol frondoso que tiene muchas ramas.

Pero la felicidad al final consiste en hacer algo que merezca la pena con la propia vida.

Porque una de mis teorías de la felicidad es que esta consiste en tener una personalidad equilibrada, bien conjugada.

Y en tener un proyecto de vida coherente y realista.

Que tenga cuatro grandes notas que son amor, trabajo, cultura y amistad.

Por lo tanto, personalidad y proyecto de vida forman un binomio que te lleva a la felicidad.

No hay felicidad sin amor

Voy a hablarles de cinco consejos para ser feliz, porque felicidad tiene mucho que ver con la vida.

Nosotros defendemos la vida en todos los órdenes y sentidos pero, tenemos que tener muy claras las ideas.

El mundo está apasionante como nunca y terrible como siempre, el gran escándalo de este principio de siglo XX es la multiplicación de los medios y la confusión de los fines.

La felicidad absoluta no existe, la felicidad absoluta se da en el otro barrio.

Nosotros tenemos que aspirar a una felicidad relativa que yo le llamo “Una felicidad razonable”.

Cuando voy a una boda me quedo impresionado, la gente joven y la menos joven dicen “que sean felices”.

Y para llegar a ello, implica trabajo, el amor es un trabajo, es una tarea.

Yo no creo en el amor eterno, creo en el amor que se trabaja día a día en ese sí.

Entonces jugando con la palabra felicidad, hay dos notas, la felicidad puntual y la felicidad estructural.

La felicidad puntual: feliz fin de semana, felices sueños, feliz navidad, felices vacaciones.

Pero la felicidad estructural es: qué he hecho yo, qué estoy haciendo yo con mi vida.

Mis consejos para ser feliz

  1. Mi primer consejo para ser feliz, es que la felicidad consiste en ser capaz de superar las heridas del pasado. Una persona tiene un buen grado de felicidad cuando ha sabido reconciliarse con el pasado.
  2. Segundo consejo para ser feliz, ser capaz de ver, de descubrir las cosas positivas de la vida la personal y del entorno. Ver el lado positivo ante los escenarios negativos, pues tenemos que educar la mirada de nosotros mismos y de los cercanos.
  3. Tercer consejo para ser feliz, una de las piezas más importantes para la felicidad es tener una voluntad fuerte, firme, sólida compacta consistente. Una de las cosas que hace más desgraciado un ser humano es, tener una voluntad débil frágil, inestable que no está siendo educada. El que tiene una voluntad fuerte bien educada, no espera resultados inmediatos, sino lejanos.
  4. El cuarto consejo para ser una persona feliz es, aquella que ha conseguido una buena ecuación entre corazón y cabeza, ni demasiado cerebral ni demasiado sentimental, una especie de punto medio, un equilibrio, entre los dos.
  5. Quinto consejo para ser feliz, es necesario tener un proyecto de vida coherente y realista con ilusiones concretas. Ese proyecto debe tener cuatro grandes notas: la vida, amor trabajo, cultura y amistad.

Jesús en este modelo de felicidad, está en el amor, porque o sea no hay amor como el de Jesús de Nazaret.

El ejemplo, la noche anterior a su muerte, le habían colocado una corona de espinas, lo habían insultado, abofeteado, golpeado, todo lo del viacrucis y él en la cruz, a punto de morir dice:

Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen” o sea qué mansedumbre, porque lo soportó todo, lo hizo por amor.

análisis psicológico, Jesús

La gente que deja que Jesús entre en su vida, la termina transformando, y es impresionante.

Al mismo tiempo, estamos en un mundo en el que mucha gente no sabe nada de Jesús.

¿Qué significa ser cristiano en el siglo XXI?

Ser abierto, liberal y moderno, eso tiene un tirón enorme y y significa hacer atractiva la exigencia.

Hay una frase que me gusta mucho: No se puede amar lo que no se conoce.

Si tú eres capaz de abrirle de par en par tu corazón a Cristo, sin condiciones. estas exigencias se acabarían, incluso muchos problemas psiquiátricos y psicológicos, sin duda.

La psiquiatría existía en esos tiempos, porque ya Jesús entre los milagros que hizo.

Seguramente como la curación de un epiléptico, probablemente habría depresivos, gente con problemas de todo tipo.

Ahora se habla mucho de depresión bipolar, hoy tenemos antidepresivos, anti-obesidad, que es interesante.

Porque nosotros los psiquiatras hacemos de todo, yo muchas veces digo, soy como la llave multiuso, pero soy médico, soy psiquiatra soy, psicólogo, soy acompañante.

En una ocasión, me llama una señora por teléfono, que quería despedirse de mi y que quiere hablar unos minutos conmigo.

Le contesto y ella me dice: “es que mi madre tiene cáncer y se muere, y quiere que usted vaya al hospital porque quiere despedirse de usted”.

Y bueno, entonces al día siguiente fui al hospital, encuentro a la señora en la cama, me dice:

“Doctor Rojas me hubiera gustado tener mejor aspecto, pero me encuentro muy angustiada porque dicen que me muero.

¿Cómo va a ser el final?, ¿Cómo se para el corazón, la agonía, cómo va a ser?

 

Usted me conoce, usted me vio con una depresión, usted trató a mi marido que ya ella está mejor, trató usted a otra de mis hijas, dígame algo doctor”.

Le tome de la mano, me senté al lado de la cama y le dije: Dios es muy grande, así que repita conmigo:

“Señor en tus manos abandono lo pasado, lo presente y lo futuro, abandono lo pequeño y lo grande lo poco y lo mucho, lo temporal y lo eterno. 

Señor, abandono el presente a tu Amor, el pasado a tu Misericordia y el futuro a tu Providencia. Me abandono en ti, confío en ti, descanso en ti”.

El sentido espiritual de la vida

Había venido a mi cabeza el Salmo 17, yo de pequeño aprendí muchos salmos que mi madre me recitaba y por eso, vino a mi mente el Salmo 17.

Señor tú eres mi Rey mi roca, mi fortaleza. Ella va repitiendo. Mi libertador, Dios mío dueño mío, escudo mío, refugio mío.

Antes de ir me dijo el Salmo 22: El señor es mi pastor nada me puede faltar. Ella lo iba repitiendo.

Me fui y por la tarde, a última, hora serían las ocho más o menos, me llama la hija de la señora y me dice:

“Doctor Rojas, mi madre ha muerto hace un rato, ha sido la mejor pastilla que le ha dado usted en su vida”.

¡Qué maravilla! Es decir, que cuando tienes un sentido espiritual, te brota.

Es decir, ya no eres médico que da una pastilla, que la das de consejero, sino que acompañas.

Decían los clásicos, toda filosofía a orillas de la muerte, cuando se muere alguien muy cercano, hay que verlo en vida.

Porque nadie se lleva corbatas, camisas, los cuadros que tengas en tu casa, el coche, el patrimonio que tienes, te llevas lo que hayas hecho por los demás.

Por eso la importancia de cuando tienes un sentido espiritual de la vida con cierta solidez, la felicidad está a la vuelta de la esquina.

El libro “Últimas noticias de Jesús” te ayuda a visualizar a estar más cerca de Dios, con independencia de tu credo político o religioso.

Yo creo que es un libro que tiene facilidad de lectura, está muy bien argumentado y es un libro moderno.

Porque nosotros queremos vivir el el el cristianismo en medio del camino, en medio de lo cotidiano, en el transporte, en la casa, en el trabajo, en la escuela.

Por ejemplo, decía el viejo derecho romano, porque el cristianismo es felicidad y las tres causas para ser felices son: 

Vivir honestamente, no dañar a nadie y dar a cada uno lo suyo, así debería ser realmente.

Gracias y que Dios los bendiga.

Extracto de la conferencia: Análisis psicológico de Jesús

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados