fbpx

.

Corpus Christi, la presencia real de Cristo

Fiesta de Corpus Christi

Este jueves 30 de mayo celebramos Corpus Christi, una fiesta que podríamos aprovechar para reflexionar sobre nuestra fe, el cómo vivimos de manera personal y como iglesia la presencia viva y real de Cristo en la Sagrada Eucaristía.

Cando éramos niños y nos preparábamos para recibir a Jesús por primera vez, nos decían que recordáramos que en la eucaristía estaba Jesús presente en cuerpo, sangre, alma y divinidad, es decir enteramente.

Pero me gustaría profundizar un poco más, partiendo desde el momento más importante de cada celebración eucarística que es la consagración.

Es la cena del Señor, un banquete único en el cual Jesús se nos da como alimento para fortalecer nuestra alma, que en ocasiones se desnutre por el pecado

¿Has ido a la fiesta de alguien que sabes que te quiere mucho y que realmente quiere compartir contigo, rechazarías los alimentos que te comparte de su día especial?

Yo pienso que no, sobre todo cuando nosotros también queremos a esa persona, por eso tengamos presente que de la misma manera Jesús nos espera en cada celebración.

Con los brazos abiertos y con todo el amor, se vuelve a sacrificar por nosotros en la cruz, ¿Qué le respondes?.

Jesús nos dice en su palabra que Él es el pan de vida, y así también cumplió la promesa de que estaría todos los días con nosotros hasta el fin de los tiempos.

Jesús sabía que sin ese alimento vamos sin rumbo por la vida, es como cuando dejamos de comer y nuestro cuerpo se debilita.

Pero en el caso de la eucaristía cuando dejamos de recibirla, ya sea porque no estamos en estado de gracia o por ignorancia.

Nuestra alma también de debilita, sentimos un vacío que nada ni nadie puede llenar y corremos además el riesgo de caer en pecado mortal, que maravilla de sacramento

¿No crees?

En ocasiones nuestra fe es muy pobre para comprender todo esto, en lo personal el ser catequista me ha llamado a tratar de comprenderlo desde la mentalidad de un niño, para poder después compartirlo con cada uno, saboreando estas verdades bajándolas de la mente y la razón, al corazón.

La Eucaristía

Si bien la eucaristía no depende de nuestra fe, nosotros si necesitamos manifestarla, asistiendo a la Santa misa con el corazón y el alma dispuestos y preparados debidamente para recibir a Jesús.

La Eucaristía no es un símbolo y lamentablemente algunos católicos si lo ven así, para esto te recomiendo poner especial atención en las palabras del sacerdote en el momento de la consagración, recogiéndolas en tu corazón.

Corpus Christi

Pidiendo al Espíritu Santo el don de ciencia y entendimiento para comprender ese misterio de amor

Incluso podemos ver que el sacerdote manipula con sumo cuidado el cuerpo y la sangre de Cristo, asegurándose que no caiga o se pierda ninguna partícula, con ese mismo cuidado y respeto hemos de recibirle como si fuera la primera y la última vez, siendo sagrarios de Jesús vivo.

Dedica un momento de tu día para visitar a Jesús sacramentado, para acompañarle, platicar con Él y darle gracias por haberse quedado en esa pequeña porción de pan, Él siempre está ahí esperando por nosotros.

Gracias Padre bueno por habernos dejado a tu hijo como alimento para nuestra alma, que procuremos recibirle cada día con más amor, con un corazón arrepentido y dispuesto a dejarse transformar. Amén

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados