.

T1 E8 Salvaron la vida de su hijo, con un milagro 馃拺 驴sabes quienes son?

Fueron un matrimonio santo, humilde de la 茅poca medieval, que por la entrega a Dios en su vida ordinaria. 

Premiados con eventos extraordinarios. Aqu铆 comparto su inspiradora historia鈥

Se calcula que San Isidro naci贸 Alrededor del a帽o 1082 en el actual Madrid, Espa帽a, donde en esa 茅poca predominaba la religi贸n isl谩mica.

Sin embargo, sus padres eran campesinos firmes en su fe cristiana, con gran temor de ofender a Dios.

Ten铆a un enorme aprecio por la oraci贸n y la Eucarist铆a; y a pesar de ser extremadamente pobres se distingu铆an por la caridad hacia el pr贸jimo. 

Incre铆ble, y pensar que nosotros a veces solo damos lo que nos sobra o ni eso. 

Trabajaron como jornaleros contratados por la familia Vargas, para quienes Isidro continu贸 trabajando despu茅s de quedar hu茅rfano aproximadamente a los 10 a帽os.

Un milagro

Isidro se levantaba muy de madrugada y nunca empezaba su d铆a de trabajo sin haber asistido antes a la Santa Misa. 

Varios de sus compa帽eros se quejaron con el amo de que Isidro se incorporaba tarde a la labranza.

Queriendo comprobar personalmente las acusaciones, el se帽or Vargas decidi贸 espiarlo y not贸 que era cierto que llegaba una hora m谩s tarde que los otros. 

En aquel tiempo se trabajaba de seis de la ma帽ana a seis de la tarde, pero observ贸 at贸nito c贸mo un yugo celestial de bueyes blancos, a la par que su propio yugo, ayudaba al santo a realizar la labranza.

El due帽o le puso entonces como tarea a cada obrero cultivar una parcela de tierra y la de Isidro produjo el doble que las de los dem谩s.

Nuestro Se帽or le recompensaba aumentando los rendimientos y los esfuerzos de su trabajo, supuestamente disminuidos por el tiempo dedicado a la oraci贸n. 

Uy! Y tantas veces que hemos pensado que el trabajo justifica nuestras ausencias en misa los domingos, 隆茅l iba todos los d铆as!

Matrimonio santo

Un milagro m谩s

No fue ese el 煤nico evento asombroso que mereci贸 San Isidro por no abandonar ni posponer la oraci贸n. 

Se sabe que cierto d铆a de verano, mientras estaba rezando en la iglesia, unos ni帽os presurosos le alertaron de que hab铆a un lobo feroz persiguiendo a su burrito y ocasion谩ndole heridas de muerte. 

Sin embargo, el santo pacientemente, termin贸 de hacer su oraci贸n y cuando sali贸 de la iglesia se encontr贸 al lobo muerto y al burro en perfecto estado.

Asombroso 驴no?

Tras unos a帽os, los mahometanos se apoderaron de Madrid y de sus alrededores, as铆 que los buenos cat贸licos tuvieron que salir huyendo. 

Isidro fue uno de los inmigrantes, se traslad贸 a Torrelaguna y sufri贸 por un buen tiempo lo que es llegar donde nadie le conoc铆a y la dificultad de conseguir empleo.

Pero confiaba en aquello que Dios ha prometido varias veces en la Biblia: “Yo nunca te abandonar茅”. 

Mar铆a Toribia

Poco despu茅s conoci贸 a Mar铆a Toribia, una joven campesina tambi茅n hu茅rfana que viv铆a all铆 con algunos parientes, nacida en el seno de una familia muy devota de judeoconversos.

Un gran misticismo acompa帽贸 siempre a Mar铆a, eso hace muy probable que su primer deseo fuese entrar en un convento.

Hasta que su vida se cruz贸 con Isidro, tan devoto como ella, con 茅l podr铆a realizar una vida digna de esposa, madre y mujer trabajadora al Servicio y voluntad de Dios.

 Ambos admiraban sus virtudes y fervor religioso, as铆 que se unieron en santo matrimonio. Que apremiado es no desesperar y esperar la clara voluntad de Dios.

Un santo en el trabajo

En principio Isidro trabaj贸 los campos de Caraquiz, en la peque帽a heredad que su esposa hab铆a aportado al matrimonio santo.

Adem谩s, ambos labraban los campos, hasta que el hacendado caballero Iv谩n de Vargas requiri贸 los servicios de Isidro, y el matrimonio junto con su 煤nico y peque帽o hijo Ill谩n tuvieron que marchar hacia Madrid.

Los domingos los distribu铆an as铆: un buen rato en el templo rezando y asistiendo a misa; otro buen rato visitando pobres y enfermos; y por la tarde saliendo a pasear por los campos como familia. 

Mientras estaban en el campo un d铆a, dejaron por un momento al ni帽o en una canasta, cuando en un movimiento brusco del chiquit铆n, la canasta dio vuelta y cay贸 dentro de un pozo de agua.

Corri贸 de inmediato el matrimonio santo, pero el pozo era tan profundo que no hab铆a c贸mo rescatar al ni帽o. 

Entonces se arrodillaron a rezar con toda fe y las aguas fueron subiendo hasta que apareci贸 la canasta con el ni帽o sano y salvo. 

No se cansaron nunca de dar gracias a Dios por tan admirable prodigio.

Lo que Isidro ganaba como jornalero lo distribu铆a en tres partes: una para el templo, otra para los pobres y otra para su familia. 

Pero su caridad era tal, que una ma帽ana de invierno, mientras se dirig铆a hacia el molino en compa帽铆a de un ayudante.

A mitad del camino se encontr贸 con unas hambrientas palomas que se cubr铆an del fr铆o y la nieve.

Enseguida les ofreci贸 del trigo que llevaba y fue objeto de la burla de su acompa帽ante por derrochar de esa manera el alimento. 

Sin embargo, al llegar al molino, los costales de ambos se encontraban repletos, sin que faltase nada, El milagro se produjo.

Matrimonio santo

Una santa en lo sencillo

Del mismo modo, Mar铆a Toribia fue completamente dedicada a sus labores sin quejarse nunca, manten铆a su casa limpia y arreglada, guisaba, preparaba el pan con sus propias manos.

Todo tan sencillo que lo 煤nico que brillaba en su vida eran la humildad, la paciencia, la devoci贸n, la austeridad y otras virtudes, con las cuales era rica a los ojos de Dios.

Con su marido era muy servicial y atenta. Viv铆an tan unidos como si fueran dos en una sola carne, un solo coraz贸n y un alma 煤nica. 

Le ayudaba en los quehaceres r煤sticos, en trabajar las hortalizas, en hacer pozos y principalmente en las obras de caridad, ten铆an la costumbre de repartir alimentos a los m谩s necesitados.

Un milagro 

Acudi贸 a su puerta un hombre en una ocasi贸n, pidiendo limosna, pero era ya tarde y la comida se hab铆a terminado.

Sin embrago, Isidro rog贸 a su esposa que mirara si a煤n quedaba algo en la olla, al llegar a la cocina comprob贸 sorprendentemente que estaba llena de sopa caliente como reci茅n hecha.

Como ambos esposos no ten铆an mayor ilusi贸n que llevar una vida pura y fervorosamente dedicada a Dios.

Despu茅s de eso, al haber visto crecer a su 煤nico hijo, llegaron al acuerdo de separarse por un tiempo para que Mar铆a pudiera servir como cuidadora de la Ermita de Nuestra Se帽ora de la piedad, mientras Isidro se quedar铆a en Madrid.

La nueva vida solitaria de Mar铆a, consist铆a sobre todo en obsequiarse a la Virgen, hacer largas y profundas meditaciones.

Teniendo a Dios como maestro, limpiar la suciedad de la capilla, adornar los altares, pedir en los pueblos vecinos ayuda para cuidar la l谩mpara, y otras labores.

Matrimonio santo

Estando entregada a esta clase de vida piadosa, unos hombres enemigos, sembradores de ciza帽a, comunicaron a Isidro que su esposa hac铆a mala vida con los pastores de los alrededores.

El santo var贸n.

Buen conocedor de la fidelidad y del pudor de su esposa, rechaz贸 a los delatores como agentes del diablo.

De todos modos, quiso saber de donde hab铆an sacado aquellas especulaciones. 

Le sigui贸 los pasos a escondidas y con sus propios ojos vio que su mujer, como de costumbre, con la mayor naturalidad.

Se acerc贸 al r铆o, que aquel d铆a bajaba lleno de agua por las lluvias abundantes y con mucho 铆mpetu extendi贸 su mantilla sobre la corriente, y como si fuera una barquilla, pas贸 tranquilamente a la otra orilla.

Con la contemplaci贸n directa de la escena asombrosa, el honor de esta mujer continu贸 intacto ante su marido y ante los vecinos de la comarca.

Mar铆a volvi贸 a Madrid despu茅s de unos a帽os para cuidar a su esposo, que se encontraba enfermo, hasta que 茅ste falleci贸 alrededor de los 90 a帽os de edad.

Siguieron siendo un matrimonio santo. Entonces ella volvi贸 a la ermita, para servir hasta tambi茅n fallecer teniendo aproximadamente 80 a帽os.

Canonizaci贸n

El cuerpo de San Isidro fue retirado de su sepulcro a los 43 a帽os de haber fallecido y estaba incorrupto, como si estuviera reci茅n muerto. fue canonizado por el Papa Gregorio XV en el a帽o 1622 junto con otros 4 santos.

Mientras que Santa Mar铆a Toribia fue canonizada hasta el a帽o 1752 por decreto del papa Benedicto XIV.

Hay diversas teor铆as por las cuales a ella se le conoce popularmente como Santa Mar铆a de la Cabeza, la principal es porque su cr谩neo fue colocado en un altar como reliquia.

Matrimonio santo.

Los asombrosos acontecimientos en la vida de este matrimonio santo, nos resaltan c贸mo el tiempo dedicado a la oraci贸n no merma el rendimiento laboral, al contrario, lo hace fructificar y multiplica sus beneficios. 

As铆 mismo, que no hay justificaci贸n alguna para evitar la caridad con el pr贸jimo ni la admiraci贸n y el respeto por la obra de Dios y sus creaturas.  Nos reitera que la humildad y la fe mueven monta帽as.

Quiero recordarles que los milagros ocurridos no fueron los que llevaron a la santidad a este santo matrimonio.

Por el contrario, solo fueron las manifestaciones de que Dios estaba con ellos, en realidad San Isidro y Santa Mar铆a se dedicaron por completo a sus deberes comunes, es por eso que la santidad est谩 al alcance de todos, y el pr贸ximo santo 隆eres t煤!

Oraci贸n

Queridos, San Isidro Labrador y Santa Mar铆a de la cabeza, les pedimos que intercedan por todos los matrimonios santos que nos leen y nos escuchan. Que tom谩ndolos como ejemplo abracen las actividades cotidianas y responsabilidades que a cada uno corresponden, ofreci茅ndolas a Dios con amor, y que sean iluminados por el Esp铆ritu Santo para alumbrar en ellos el fruto de la caridad.

Am茅n

Haz clic en este enlace para conocer m谩s de este matrimonio, San Isidro y Santa Mar铆a de la Cabeza

Vania Hern谩ndez

鈥淢amita Mar铆a, mi refugio y mi modelo鈥

Escucha aqu铆 este post.

PSIC脫LOGOS CAT脫LICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer alg煤n cambio que te ha costado y no lo has logrado, o est谩s pasando por alg煤n momento de dificultad o de crisis; existen profesionales (Psic贸logos Cat贸licos), que pueden acompa帽arte en el proceso y ayudarte a trabajar en ello.

Un聽Psic贸logo Cat贸lico聽es un profesional de la Psicolog铆a, con un enfoque cient铆fico, fundamentado en la antropolog铆a cristiana-cat贸lica.

Psic贸logo Cat贸lico.
Terapia de pareja.
Terapia familiar.
Terapia individual.

驴te gust贸 este post?

Table of Contents

S茅 parte de nuestra gran familia digital Cat贸lica

Art铆culos relacionados

Scroll al inicio