2o escalón del felices para siempre

Este segundo escalón, aunque parece sencillo, es cada vez más complicado y es: DARSE.

¿Por qué digo que es cada vez más difícil?

Bueno porque implica una serie de componentes de cada persona, historia familiar, historia sentimental, contexto histórico actual.

Y ¿cómo es esto? Amar significa darse sin reservas así como Dios ama hasta dar su vida entera, una entrega total.

Sin interrupciones y sin el querer recuperar en algún momento lo que alguna vez fue (mi juventud, mi soltería, mi “independencia”)

Darse, es hacer de uno mismo un don que se entrega.

Es decir, ser alguien que se done gratuitamente.

Es difícil, porque implica a dejar de mirarse a uno mismo y estar en función de nuestras propias necesidades. 

El momento en el que actualmente vivimos, pareciera nos ofrece que: el mejor camino a la plenitud solos o en pareja, es justo verse a uno mismo antes que al otro y cubrir siempre nuestras necesidades y nuestros deseos, todos nuestros apetitos y de manera inmediata.

Podemos incluso creer que eso es salud mental y emocional pero nada está más alejado de la realidad, aunque es verdad que es necesario un amor propio, nunca será completo hasta que ese amor se de, se entregue.


amores eternos

El amor es la única respuesta sensata y satisfactoria al problema de la existencia humana Erich Fromm.

Es en el amor que surge la entrega y de la entrega surge el amor.

Cuando esperaba a mi primera hija, la verdad es que desconocía a esta hermosa bebé. Fue creciendo en mí y eso conllevó náuseas a diario, estar en cama algunos meses, etc.

Esas pequeñas grandes entregas fueron haciendo crecer el amor por ella. Cada desvelo, cansancio lo realizo con un grato esfuerzo y el amor sigue creciendo. Ahora que estamos esperando a nuestro segundo bebé, antes de pasar por todo lo que ya comenté al inicio, el amor ya está.

Darse en el matrimonio, a nuestra pareja produce este mismo efecto, darse en el diálogo, en la compañía, en los silencios, en las tristezas, en las confusiones, en la sexualidad. 

Donarse es ejercitar y acrecentar el amor, llega también ese momento en que por el amor tan grande ya esa entrega auténtica es natural y espontánea.

¿Qué me impide darme?

A veces las falsas ideas de que: el que da más es el más débil, que cuando alguien se entrega se pierde o sale más herido si algo sale mal.

Cuando uno encuentra el verdadero sentido a la entrega todo será ganancia.

Hay una cita que me ayudó mucho a comprender la manera de darme a mi esposo Génesis 2, 25

Los dos estaban desnudos, hombre y mujer, pero no sentían vergüenza.

Ambos desnudos conociéndonos y entregándonos sin vergüenzas, sin secretos, sin reservas. No sale siempre bien, pero es un ejercicio diario cada día ser más auténtico y de esa manera mostrarnos.

Dejar de ser yo para ser un nosotros.

 Recuerda que si están viviendo algún momento de dificultad en el que quieran trabajar, pueden visitar nuestra sección de Psicólogos Católicos, juntos de la mano de Dios, ¡vamos a crecer!

¿te gusto este post?

votos matrimoniales

Deja un comentario

Table of Contents

Entérate de todo

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

familia-feliz
Matrimonios Jóvenes
10 PUNTOS PARA VIVIR…

No esperes que la enfermedad o la muerte te hagan vivir. Te

Ayúdanos

Calificando este post

Busca la pestaña roja en la pantalla ;)