.

5 pasos para ser esposos nuevos

¿Cómo iniciar el año siendo un esposo nuevo? Te comparto 5 pasos:

 

Eso es lo que muchos esposos quisieran, sí, muchos esposos quisiéramos ser esposos nuevos, y esto no quiere decir que seamos otros, si no que seamos nuevos.

Eso es un buen objetivo para este año nuevo, pero la gran pregunta es ¿Cómo ama un esposo nuevo?.

La verdad exactamente no lo sé, pero sí te daré una guía para revisar y con algunos de estos 5 puntos te conviertas en un esposo nuevo.

Pero antes de empezar tengo esta aclaración:

Cuando hablamos de cómo ama un esposo lo hacemos de forma genérica, y nos olvidamos que antes de ser esposo la persona es un hombre.

Es decir, que el ser un buen esposo no es llegar a amar como una esposa, no se trata de la feminización del esposo.

Al contrario, se trata del amar desde nuestra masculinidad, de amar desde un corazón masculino, desde un corazón de hombre.

O sea…

¡Amar a lo hombre! 

 

Si quieres ser un esposo nuevo, recuerda que Jesús nos ha dicho: ” yo hago nuevas todas las cosas” (Mateo 9, 14-17).

Él nos puede convertir en esposos nuevos, si quieres conocer más cómo ama un hombre, entonces te invito a conocer la vida de Jesús, Él amaba como un hombre.

Y es por eso que aquí tienes una pequeña lista de cómo ama un nuevo esposo.

Ama desde su masculinidad

 
  1. Se ama a sí mismo para amar a los demás
  2. Se comunica para encontrar los corazones
  3. Cuida de la relación antes de los objetivos
  4. Sabe resolver situaciones
  5. Entiende la manera de amar de su esposa

1. Se ama a sí mismo para amar a los demás 

 

Un hombre se ama a sí mismo, es decir, se reconoce como un hombre, su integridad y su propia experiencia.

Esto quiere decir que ama a su masculinidad y desde ésta ama a los demás.

Cuando amas desde tu masculinidad, la volteas a ver, te preguntas acerca de tu experiencia masculina, revisas las creencias que tienes acerca de ella y la atiendes.

Existen muchos hombres que por cumplir aquello que creen que tiene que cumplir un hombre, se alejan del centro de su masculinidad.

Y con ello dejan de amarse, lo que los lleva a auto–utilizarse, lo cual les estorba para amar de manera verdadera.

No es lo mismo ir al trabajo pensando que “debo conseguir más dinero para mi familia” a ir al trabajo porque “esta es mi manera de amar, es la manera masculina que tengo de amar”.

Seguramente en el segundo caso, el trabajar se convertirá en parte de la experiencia masculina de amar.

Y de esa manera, ese hombre cuidará de sí mismo, se volteará a ver y entonces amará a los demás de una manera más verdadera.

2. Se comunica para encontrar los corazones

 

Los hombres hemos logrado grandes cosas, voltea a ver la historia de la humanidad, todo lo que hemos inventado y construido.

El Empire State, la Torre Latino o El Cristo del Corcovado, (todo con ayuda de nuestras grandes mujeres), y esto ha sido por el nivel de comunicación que logramos.

Sin embargo, si quieres usar solo ese estilo de comunicación con tu esposa, déjame decirte que estás perdido. 

La comunicación que tenemos en nuestros trabajos no la podemos ocupar para resolver situaciones afectivas con nuestro cónyuge.

Necesitamos incorporar una forma de comunicación que desde nuestra masculinidad facilite el encuentro con el corazón de nuestras esposas.

Es por eso que cada vez que tengas una dificultad con tu esposa, que tenga que ver con lo afectivo, encuentra la manera de acercarte a su corazón.

3. Cuida de la relación antes de los objetivos

 

Este punto está muy claro, imagínate que te encontraste a tu gran amigo Juan y éste te invitó a una comida el sábado a las 2 de la tarde, por lo que como buen esposo se lo comunicas a tu esposa y ella te dice que sí.

Llega el día sábado y regresas del trabajo a la 1:30 y no están preparados y entonces te molestas con tu esposa e hijos, pues es muy tarde y no van a llegar a la hora del compromiso.

Pero en ese momento te acuerdas de este post y recuerdas que es mejor cuidar la relación que conseguir el objetivo de llegar temprano a la cita, lo cual te hace respirar y hacer equipo con tu esposa para llegar lo más temprano posible.

4. Sabe resolver situaciones

 

Amar desde tu masculinidad te ayudará a resolver situaciones, pues se necesita poco para huir, pero mucho para resolver.

Es decir, se trata de ser valiente, tener el valor y los pantalones para reconocer lo hecho y pedir disculpas.

Se trata de no justificar lo que hice con lo que hizo la otra persona (te grité porque me insultaste).

Amar desde nuestra masculinidad se trata de tener el valor.

Se trata de dejar de ignorar el elefante en la habitación y meter las manos al lodo para arreglar la situación

Como cuando los hombres metemos las manos a una máquina llena de grasa y residuos, sin decir nada comenzamos a hacer lo propio para que eso funcione.

Sin importar que las piezas nos puncen o nos corten sabemos lo que queremos y estamos dispuestos a soportarlo, lo mismo pasa con otro tipo de retos.

Así tendremos que meter las manos a la grasa de nuestro orgullo y nuestro ego.

Tal vez implica entrar en compartimentos que nunca hemos entrado como lo son nuestros sentimientos y necesidades verdaderas, pero qué importa, ¡hágase hombre y meta las manos!

ser esposos nuevos

5. Entiende la manera de amar de su esposa

 

Todos tenemos una manera muy particular de amar y es parte de nuestro trabajo como esposos conocerla.

Conocer el lenguaje de amor de tu pareja es vital a la hora de entender la manera en que somos amados,.

Es tan importante que, si no la conoces, podrías acabar pensando que no eres amado, cuando ella tal vez esté haciendo su mejor esfuerzo y tú no te des cuenta.

Claro, lo deseable es que ella conociera el tuyo para amarte y uno sentirse amado.

Pero si eso no pasa, saber que ella está haciendo el esfuerzo nos ayudará a acoger esa manera de amar.

Si quieres saber más acerca del lenguaje de amor, te recomiendo el libro  “los cinco lenguajes de amor.”

Oración:

Padre eterno, tú que mandaste a tu Hijo Jesús entre nosotros con la intención de ser amados aún más, ayúdanos a aprender de Él, para así entender cómo es que desde nuestra masculinidad podemos amar.

Te pido por aquellos hombres que por alguna herida se han alejado de su masculinidad, ayúdalos a regresar al inicio, a entenderla y desde ahí poder amar como verdaderos hombres y ser esposos nuevos. Amén.

Jesús Ramos

Agenda tu cita con este profesional en solo 3 pasos, dando click aquí.

Jesús Ramos

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados