fbpx

.

La importancia de la educación sexual

Extracto de la entrevista “Educación sexual” realizada por el programa Vive Mejor a  Luz María Dollero Anaya, consultora familiar, miembro de la Red de Psicólogos y Consultores Católicos Catholizare.

¿Cómo educar sobre sexualidad?

Hoy vamos a hablar de algo muy interesante y muy importante. Escúchenos muy bien papás, pónganse muy pendientes porque de repente llega una edad o en general en que no sabemos cómo abordar el tema de la sexualidad.

Porque lo trasladamos solamente a la genitalidad y me parece que la sexualidad la tenemos en todo el cuerpo y no solamente son los aparatos reproductores. Entonces esto lo vamos a hablar con Luz María Dollero, Anaya que será nuestra guía en este tema.

Muchas veces como papás, a lo mejor, ni como papás tienes la didáctica, la información del cómo podemos transmitirla a nuestros hijos.

“Exacto, porque aparte ha sido hace muchos años y era otra época, ¿no? Era otra época y cómo se trabajaban estos temas. Al revés, era como ocultarlo, no se decía nada, y a lo mucho era con miedo”.

Sí, como que esos temas no se tocaban, ¿no? Como que eso era hasta el matrimonio, a ver cómo le hacían, como Dios le diera a entender y pues así le hacías.

Entonces ahora se trata de tener una dinámica diferente porque más allá de lo que tú puedas transmitirle a los hijos, es una empatía y una conexión muy padre.

“Pues es que al final yo creo que es la sexualidad, así como cualquier tema, a la hora que estás educando, es como un pretexto para conectar, para conectar con la relación con tus hijos y tener una relación más sólida y mucho más íntima con tu hijo.

Entonces, cualquier tema que tengas, lo aprovechas para fortalecer tu relación.

Y la sexualidad es uno más de todas las cosas, pero como bien dices, es constitutivo de tu persona. 

¿Por qué le hemos dado esa connotación?

Como de no hables de eso, a los órganos pues les ponemos nombres, no les llamamos por su nombre, límpiate ahí, no te toques ahí, ¿qué es eso?.

“Pues yo creo que justamente está confirmado que hay muchos mitos, ¿no? Muchos. Y aparte hay mucho miedo de hablar de sexualidad, porque en primer lugar, ni uno lo tiene resuelto a veces.

Todavía, incluso en esta época que parece que decimos, bueno, ya es el siglo XXI, ¿no?

Ya estamos súper avanzados, todavía hay mamás que hablan preguntando: por favor, tú le puedes decir todo porque a mi se me cae la cara de vergüenza de hablar de esto con mis hijos, todavía pasa.

O mamás que me hablan y me dicen: Mi hija tiene 13, ¿Podría ir al curso de 8 a 11? Porque es súper inocente no sabe nada. Y yo, la inocente es la mamá.

De verdad en esta época es imposible que un niño a los 13 años no sepa nada”.

Pero aparte de Luz María, sabes qué, yo creo que ahora con tantas herramientas tecnológicas, estos dispositivos inteligentes, que bueno, ahí buscan y encuentran de todo. “Bueno, y las canciones”.

Qué mejor que te pregunten a ti, o sea, agradece que te preguntes. Y si te preguntan pues diles la verdad. 

“Exacto. Contestar con la verdad, porque es lo mismo. Pensamos que estamos ya en otra época y todavía hay personas que contestan con mentiras”

Sí, pero como disfrazado. El niño se da cuenta y dice, no, mejor le pregunto a mi tablet o mejor le pregunto a mi amigo que tiene la información más revuelta que él, y entonces se va haciendo una maraña de información.

“Y con eso que dices, hay un punto. Que dicen: a mí no me ha preguntado, mejor no digo. No, es que es un error, porque hay veces que ya llega a cierta edad que no puedes esperarte.

Si no te pregunta, tal vez es porque ya lo leyó en la tablet, porque cree que lo vas a regañar o la vas a regañar, y porque no tiene la confianza.

Entonces, porque son preguntas que la gente espera que te hagan, cuando sea grande, mínimo 11, 12. No, lo normal sería que si hay confianza, una relación sana, tu niño llegara a preguntarte desde chico.

Ves que hay una etapa que se bañan con el papá y no pregunta nada, ¿no? una niña, y de repente llega un día que la niña voltea y es, mamá, ¿por qué mi papá tiene eso?

Y entonces eso sería lo normal, que tu hijo desde chiquito tuviera la confianza de preguntarte”.

Bueno, primero que tengan la curiosidad, eso es lo normal, eso es lo normal, son súper curiosos.

Y entonces, con inocencia y por curiosidad, te pueden preguntar.

Bueno, si te preguntan, diles que por qué el hombre y todo de manera correcta.

Y establecer este vínculo de confianza que me parece importantísimo, no sólo para eso, para lo que viene después.

“Para todo. O sea, a mí me encanta que tus hijos no digan, me equivoqué, no le voy a decir a mi mamá.

Al revés, tendrían que decir, me equivoqué, voy corriendo con mamá, porque ella va a saber cómo ayudarme, qué hacemos.

Porque, por ejemplo, hay una señora que un día en coaching me decía, no, yo ya lo aclaré con mi hijo, ya le dije que es lo peor que le puede pasar.

Si embaraza a una chica, va a perder su vida, su carrera, su… o sea, todo. Se lo planteó así, la desgracia del mundo.

Le dije, ah, no te preocupes, lo que lograste es que no te venga a contar.

Si le pasa algo así, no va a tener ni la confianza, vas a ser la última en enterarte y seguramente a su forma lo va a solucionar antes porque ya vio que es lo peor y que para ti va a ser como catástrofe mundial en la familia.

Entonces nuestros hijos tienen que querer acercarse cuando se equivocan, encontrar seguridad y apoyo en nosotros”

Este es un buen tema para abrir estas brechas, ¿no? Para otras, muchas otras cosas, para la escuela, para todo lo que les pase.

Qué bueno y ojalá y se acercaran contigo, porque efectivamente hay veces en que ese lazo está tan roto que buscan otras soluciones por otros lados.

Y uno en el fondo dice, ¿por qué no me preguntó? ¿Por qué no se acercó a mí? ¿Por qué no me pidió ayuda? 

También algo que es muy importante es la edad, eso sí, ¿no?

“La edad, sí, porque también actualmente con eso de que no, ahora libertad, tienen tres años y ya les están explicando cosas que no tienen ni la capacidad todavía de entender todo, ¿no?.

Entonces hay que ir paulatinamente y claro, por eso es tan importante la comunicación y conocer a tu hijo en qué edad de desarrollo está, en qué etapa de desarrollo está, para saber cómo abordar el tema, qué decir, hasta dónde.

Pero, por ejemplo, cuando explica uno, muchos papás justo es lo que buscan. Ay, tú les explicas todo en la escuela que les digan todo.

No, no renuncies, es un privilegio poder ser tú quien acompaña a tu hijo incluso en lo sexual”.

educación sexual

Pregúntale, ¿a qué te refieres?

“Hay un anuncio, ¿no lo has visto en YouTube? Uno de una señora que llega a la niña, mamá, ¿qué es virgen?

Y la mamá se empieza a poner nerviosa y le empieza a explicar todo y de repente la niña, ah, ¿y por qué extra virgen? Y la mamá, ah, el del aceite.

No, así es. Por eso, uno primero preguntar, ¿a qué te refieres? ¿dónde lo viste? ¿quién te lo dijo? ¿por qué quieres saber? Entonces, saber qué onda, por dónde va el asunto.

Y ya de ahí, evidentemente, hablar con la verdad. Pero hay otra cosa que es muy importante como papás.

No tener miedo a decir, ¿sabes qué? Lo podemos platicar al ratito y entonces ya te pones a investigar, le hablas a alguien, experto, lo que sea, y ya.

Pero no hay que tener miedo a decir, lo hablamos al rato, lo hablamos mañana, dame chance, es un tema súper importante, me encantó que me lo preguntaras. Pero ¿sabes qué? vamos a ir a tomar un café.

¿Por qué tenemos esa urgencia de contestar ya? Parece que estamos en la escuela, ¿no? Que te pregunta la maestra y tienes que contestar”

O también perder el miedo de decir, no sé bien. No sé. Lo investigamos juntos. Sentimos a veces que como papás tenemos forzosamente que saber todo y podemos caer en un error.

También si demuestras vulnerabilidad como todos lo tenemos pues entonces está normal, ¿no?

Oye, fíjate que lo que me estás contando no sé bien, ¿qué te parece si lo investigamos juntos y así hasta como que nos unimos más?

“Tal cual, tal cual, pero tenemos miedo nosotros. A la hora que sale el tema, somos los primos en que nos choqueamos, te tiemblan las patitas, te tartamudeas, no sabes ni qué decir”.

Oye, también una situación. Uno trata de hacer lo mejor posible con los hijos, pero tienen los compañeritos, las compañeritas, y a veces vas contra corriente con todo lo que ya vieron.

A lo mejor tú no los dejas que usen esto, que vean el otro, que tal, pero pues el de junto tiene todo el acceso.

O hermanos grandes, primos, vecinos, no falla que tú estás pensando que no vio tal película igual que ella ya la vio.

¿Cómo podemos hacer para no ir contra corriente?

“A ver, lo que sí es importante es también tener claro tú qué quieres, ¿no? O sea por eso tú tienes primero que analizar tu vida, tu historia tus creencias, tener claro lo que quieres.

Evidentemente a partir de ahí no los vas a tener una burbuja aislada del mundo, porque es el mundo que está así.

Sí puedes controlar ciertas cosas dependiendo incluso la escuela donde los metes porque marca mucho, amistades, programas que ven.

Pero como bien dices tú, en cualquier ambiente puede haber alguien que los acerque a cosas que tú estabas procurando cuidar o postergar”

¿Como reaccionamos como papas ante lla sorpresa de que ya hizo algo que le tenias restringido?

“En primera, sin susto, necesitamos justamente decir: Ay mira qué buen tema sacas, aunque por dentro digas, en dónde lo oyó. Pero en primera es, tranquila, respira y tranquilo”.

Tengo cursos online de sexualidad o coaching personalizado, porque hay gente que no le gusta hablar estos temas en conjunto.

Entonces también a veces doy coaching personalizado y tratamos el caso específico de ese hijo, o la edad y muchas le sacamos tratando también el caso de la mamá o el papá, porque tienen cosas que solucionar ellos.

Agenda tu cita con este profesional en solo 3 pasos, dando click aquí.

Luz María Dollero

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados

woke
Psicólogo católico
Educar en tiempos «woke»

Orientaciones para no rendirse: En el mundo occidental se ha instalado, hegemónica,