fbpx

.

¡Ven Espíritu Santo!

Veni Creator

Habiendo vivido el Pentecostés, la fiesta de la venida del Espíritu Santo, hagamos una pequeña reflexión de este gran acontecimiento..

Para ello nos apoyaremos en el canto del siglo IX escrito por Rabano  Mauro, para que a manera de oración inicial pidamos a Dios, nos envíe su Santo Espíritu…

Secuencia del Espíritu Santo

Ven espíritu divino manda tu luz desde el cielo padre amoroso del pobre don en tus dones espléndido luz que penetra las almas fuente del mayor consuelo ven dulce huésped del alma descanso de Nuestro esfuerzo

VEN ESPÍRITU DIVINO

(invocamos al Espíritu Santo,  con la primera estrofa del veni Creator)

Jaculatoria. 

Espíritu Santo fuente de Luz…

ILUMINANOS!!

San Pablo en la primera carta a los Corintios, nos interroga preocupado. Al ver nuestra terquedad al persistir en el pecado.

¿Acaso no saben ustedes que son templos de Dios y que el Espíritu Santo vive  en ustedes?

Hasta terminar en la Secuencia de Pentecostés. Este domingo, durante la celebración de la Eucaristía, todos deberíamos decir, en voz alta, con la letra en la mano: la SECUENCIA AL ESPÍRITU SANTO: 

Invoquemos diciendo:

Ven Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo…

Nosotros al igual que el Rey Salomón pedimos a Dios su auxilio suplicándole que nos mande su Santo Espíritu y que nos REPARTA SUS SIETE DONES

Cuando el rey Salomón pidió ayuda a Dios para poder gobernar a ese pueblo testarudo y numeroso,  Dios le responde  “Y POR QUÉ NO ME PEDISTE RIQUEZAS NI PODER…” 

Dios le envía el  ESPÍRITU  y cumpliendo su  promesa,  le concedió lo que le pedía EL DON DE LA SABIDURÍA PARA GOBERNAR.

Fue tan grande su fama y se extendió tanto que hasta la reina de Java vino desde el oriente para conocerlo. 

Un rey sabio y poderoso,  no por sus méritos sino porque Dios le concedió lo que pidió: dame sabiduría para gobernar.

Nuestro Señor Jesucristo, en otro momento,  nombra al Espíritu Santo: CONSOLADOR… 

y ese Santo espíritu vino a Salomón y le dio PAZ le dio INTELIGENCIA y SABIDURÍA quedó invadido del don de Dios,  quedó consolado en  su angustia al tener que ejercer aquel gran cargo de rey.

Luz que penetra las almas, fuente del mayor consuelo-..
Ven huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo….

Esta es la maravilla de invocar a Dios con fe. Para que nos mande la llama de que nos consuele alejándose en nuestras vidas, y experimentando los frutos,  ALEGRÍA,  PAZ y la  FELICIDAD que nos prometió Jesús cuando ascendió a los cielos…

“Yo pediré al Padre y os dará otro consolador, para que esté con vosotros para siempre”  entendiendo que consolador en griego se dice paráclito (PARAKLETOS)…

Pedir a Dios que mande su Santo Espíritu es decirle Señor arráncame de esta PENA  que me trae esta vida  que me rodea concédeme vivir en tu PAZ  aún  en medio de esos ambientes paganos y llenos de codicia, envidia, soberbia.

[…] Entra hasta el fondo del alma divina luz y enriquécenos…

Hoy  día, en el siglo de mayores avances tecnológicos y de comunicación,  Dios se ayuda  de dos vocaciones importantes para la ayuda de nuestra vida

Tanto en la ciencia médica, como en la vida espiritual,  personas a las que ha llamado para que nos apoyen a recuperar la PAZ.

No la paz como la da el mundo. 

Y a través de la vocación sacerdotal, para que repartan los sacramentos y tengamos vida,  y la vocación médica en la psicología para que ayuden a ordenar nuestra mente y tener  también PAZ,  

 Dios los pone en Nuestro camino como las muletas para un cojo, ayudándolos a no caer en ese camino obstaculizado hacia la casa del Padre.

Sujetándolos por un lado la mano del CURA DE ALMAS  y por otro del consejo médico que CURA DE MENTES…

 Ellos  también han recibido la sabiduría para ser instrumentos aptos para ayudarnos a llegar a Él.

Entra hasta el fondo del alma divina luz y enriquécenos…

En esta época de verano, en la que nos agobia  el calor,  un poco de brisa de algún aire acondicionado o algún ventilador,  nos anima, nos despierta, nos conforta..

Nuestro Señor Jesucristo  que somos frágiles y pobres y que no sabemos pedir, NOS ENVÍA AL CONSOLADOR 

Y nos recomienda, que pidamos a este dulce huésped del alma,  que nos inspire para que sepamos pedirle a él mismo o sea a Dios,  lo que me más necesitamos y lo que más nos beneficia en ese momento

Y aunque Jesucristo es capaz de leer nuestros pensamientos,  en un presente continuo y permanente, porque es infinito y eterno NO NOS OBLIGA NOS INVITA. 

Recordemos aquel pasaje de la curación del paralítico, Jesús le dice “tus pecados te son perdonados…”

y los fariseos empiezan a murmurar en secreto entre  ellos,  allá en el  fondo agazapados con  la muchedumbre, diciendo: 

quién se cree éste para perdonar los pecados que solamente Dios puede hacerlo?

y Jesús CONOCIENDO SUS PENSAMIENTOS les dice: qué es más fácil que le diga a este hombre:  tus pecados te son perdonados o levántate de toma tu camilla y vete a tu casa?

Ya conocemos la belleza de este milagro,   pero  quiero destacar, que Jesús conoce los pensamientos de todos y cada uno de los que estaban ahí, en esa reunión: fariseos, curiosos, incrédulos y de la gente que tenía fe y también los del paralítico…

Dios sabe lo que piensas…

Pero respeta eso que piensas y NO TE OBLIGA…

 Por eso es que Jesús nos dice “pidan al Espíritu Santo QUE LES INSPIRE,  que es lo que tienen que pedir”

y nos insiste a qué NO dejemos de hacerlo, PEDIR  CON INSISTENCIA, y aunque sabe lo qué necesitamos, ya  puede  leer nuestros corazones,  QUIERE QUE TÚ LO PIDAS. 

Espíritu Santo

Por eso en otro pasaje dirá:

Al que pida se le dará, al que toca, se le abrirá, el que busca, encontrará. Dios da a todos,  buenos o malos. lo que necesitan pero hay que  PEDIRLAS CON FE.

Por eso queridos amigos y hermanos en este domingo de Pentecostés,  al igual que los apóstoles. Jesús si se lo pedimos va a enviarnos al paráclito,  al consolador,  a su Santo Espíritu.

“Estando todos reunidos, de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba,   el cual llenó toda la casa donde estaban encerrados y se les aparecieron lenguas como de fuego, que se asentaron sobre cada uno de ellos…” 

Los apóstoles estaban reunidos allí,  aunque quizá más bien escondidos, temerosos, pensando, qué haremos ahora que ya no está el señor?  

Jesús,  el Señor no los iba a abandonar.  Eran sus discípulos,  y plena fundación de la nueva iglesia.  Ellos no se iban de ahí porque tenían esperanza en la promesa de Jesús cuando se elevó  a los cielos,  Pero además en ese lugar había una persona que los mantenía Unidos….

seguramente recordando todas las promesas de su Hijo amado de que les enviaré al paráclito. María la madre de Dios.

“Y quedaron todos llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en lenguas”

Fenómeno extraño, aún para ellos mismos. sin embargo los que los escuchaban los entendían apenas a pesar de no ser de la misma raza porque habían sido llenos del Espíritu Santo. Y él hablaba por ellos.

En ese momento perdieron el miedo, se sintieron fortalecidos, llenos de entusiasmo y una sabiduría inexplicable pero real,  y. solo querían salir y  gritar que eran amigos de Jesús que lo habían conocido, que habían comido con él, y ahora con muchas ganas de encarar a los que los perseguían y  que habían matado a su maestro.

El Espíritu de Dios te da inteligencia,  valor,  sabiduría y TE REGALA ALGUNO DE SUS SIETE DONES para que puedas hacer QUE TODOS CONOZCAN LA BUENA NUEVA DE JESÚS  incluso a los que lo rechazaban. 

A lo largo de mi vida de católico,  he escuchado a varias  personas decir  

Yo no sentí nada  el día de Pentecostés, O NO ES CIERTO QUE TE LLEGAN ALGUNO DE SUS DONES.

Jesús PROMETE:  les enviaré el Espíritu Santo 

PERO DEBEN QUERER RECIBIRLO  (primera condición) 

y prepárense para recibirlo (segunda condición). BÚSQUENLO Y ESPÉRENLO CON FÉ  ya que el que no crea no se salvará.

Tengamos pues un corazón preparado para recibirlo. 

No como  un acto de magia 

ES UN ACTO DE AMOR DEL AMOR INFINITO DE DIOS HACIA SERES FINITOS QUE NECESITAMOS DE ÉL.  preparate unos para este gran acontecimiento. Y vivamos nuestro Pentecostés,  sin estridencia, sin campanillas, sin platillos y bombos,  simplemente así en el silencio de nuestro corazón… “porque Dios que ve en lo secreto te lo premiará.” Amén.

Colaborador: Héctor Hernández Jiménez

¿te gustó este post?

PSICÓLOGOS CATÓLICOS.

Recuerda que, si has intentado hacer algún cambio y no lo has logrado, o estás pasando por algún momento de dificultad; existen profesionales (Psicólogos Católicos), que pueden ayudarte a trabajar en ello.

Un Psicólogo Católico es un profesional de la Psicología, con un enfoque científico, fundamentado en la antropología cristiana-católica.

Psicólogo Católico. Terapia de pareja. Terapia familiar. Terapia individual.

Table of Contents

Sé parte de nuestra gran familia digital Católica

Artículos relacionados